WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Relator de la ONU denuncia posibles casos de ‘esclavitud’ en minorías de China

China ha sido acusada de detener a más de un millón de uigures y miembros de otras minorías musulmanas en Xinjiang.

  • 208

 

Por AFP

Ginebra.- Autoridades de China impusieron trabajos forzados a personas de minorías musulmanas en la región de Xinjiang, indicó un relator especial de Naciones Unidas en un informe, en el que advierte que estos hechos podrían constituir casos de “esclavitud”.

El gobierno chino ha sido acusado de detener a más de un millón de uigures y miembros de otras minorías musulmanas en Xinjiang, y también de haber organizado trabajos forzados y la esterilización.

Estados Unidos y diputados de otros países occidentales han llegado a acusar a China de cometer un “genocidio” contra esas minorías, unas acusaciones que Pekín rechaza.

El informe, divulgado el martes por Tomoya Obokata, relator especial de la ONU sobre esclavitud moderna, apunta que en China se están registrando “dos sistemas ordenados por el Estado” que implicaron casos de trabajos forzados, citando testimonios de oenegés, gabinetes de ideas y de víctimas.

Uno es un centro de formación profesional en el que las minorías están detenidas y obligadas a realizar prácticas, y el otro busca reducir la pobreza a través del desplazamiento de mano de obra, obligando a obreros agrícolas a desempeñarse en labores del “sector secundario o terciario”.

“Aunque esos programas podrían crear empleos para las minorías e impulsar sus ingresos […] el relator especial considera que, en muchos casos, el trabajo efectuado por las comunidades afectadas era involuntario”, señala el informe. 

La naturaleza y el alcance del poder ejercido sobre los trabajadores -incluyendo una vigilancia excesiva y unas condiciones de vida y laborales abusivas– podrían “equivaler a esclavitud como un crimen de la humanidad, algo que requeriría análisis independientes”, añadió.

El reporte apunta que en Tíbet existe un sistema de traslado de mano de obra parecido. Allí, “un programa […] ha llevado a agricultores, pastores y otros trabajadores del sector rural, principalmente, a puestos de trabajo de baja cualificación y remuneración”.

Los relatores especiales son expertos independientes nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU pero que no hablan en nombre de esa organización.

China rechaza acusaciones
El portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Wang Wenbing, acusó este miércoles a Obokata de “optar por creerse las mentiras y la desinformación fabricada por Estados Unidos […] y por las fuerzas anti-China”.

Insistiendo en que se están protegiendo los derechos de las minorías, Wang culpó al relator especial de la ONU de “manchar viciosamente [el nombre de] China y de actuar como una herramienta política para las fuerzas anti-China”.

Según el gobierno chino, los centros de formación profesional que dirige en Xinjiang están destinados a combatir el extremismo.

En mayo, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, realizó un inusual viaje a China en el que visitó Xinjiang.

Estados Unidos y organizaciones de defensa de los derechos humanos criticaron a Bachelet por ese viaje, acusándola de no haber mostrado suficiente firmeza frente a Beijing.

Se espera que la responsable publique un informe sobre ese asunto antes de que abandone el cargo, a finales de agosto.

Publicación anterior Moscas carnívoras que se creían extintas hace más de un siglo y medio ‘resurgen’ en Francia
Siguiente publicación Entrada al Paseo del Río queda prohibida toda la semana ante cruces masivos de migrantes
Entradas relacionadas
Comentarios
  TV en Vivo