VIDEO: Otra forma de estar en forma: así se ejercitan los astronautas en el espacio

0
218

Los músculos del cuerpo pueden atrofiarse luego de un tiempo bajo poca gravedad, para evitarlo hay que enfrentar una dura rutina.

Por: Grupo Zócalo 

Moscú.- Muchos de los astronautas que viajan a la Estación Espacial Internacional regresan a la Tierra en mejor forma física que antes, debido al estricto entrenamiento que deben cumplir en el espacio para impedir que sus músculos se dañen. Conoce cuáles son los ejercicios que deben realizar de forma obligatoria cada día.

Ser un astronauta en el espacio no es solamente flotar dentro de una nave espacial. Además de las tareas científicas que todos deben cumplir durante sus misiones, los astronautas están obligados a cumplir estrictas rutinas de ejercicios para mantener su cuerpo en forma y combatir los efectos de la poca gravedad en el entorno.

Los músculos del cuerpo pueden atrofiarse luego de pasar un tiempo en el espacio, lo que significaría un gran problema para los astronautas cuando deban regresar a la Tierra. Es por eso que los enviados a la Estación Espacial Internacional (EEI) tienen indicados rutinas de ejercicios que deben realizar cada día y que fueron diseñadas específicamente para impedir la pérdida de masa que la microgravedad provoca en músculos y huesos.

Un ejemplo de eso es el astronauta alemán Matthias Maurer, al servicio de la Agencia Espacial Europea (ESA) y seleccionado para llegar a la EEI durante el año 2021. Por ese motivo, se encuentra cumpliendo los últimos pasos de su preparación en el Centro Espacial Lyndon Johnson de la NASA en la ciudad estadounidense de Houston, Texas.

A través de un vídeo divulgado por la ESA, Maurer mostró algunos de los detalles del entrenamiento diario que deberá cumplir durante su misión en el espacio. En efecto, todos los astronautas que viven en la EEI deben realizar una rutina de dos horas diarias de ejercicio durante seis de los siete días de la semana.

¿Qué ejercicios practican los astronautas en el espacio?

La primera hora de cada jornada es dedicada a ejercicios aeróbicos mientras que la segunda está destinada a musculación, para lo que los astronautas cuentan con aparatos diseñados específicamente para ellos.

Dado que levantar pesas sería inútil en microgravedad, los aparatos de musculación se basan en fuerza hidráulica. De esta forma, los astronautas pueden realizar la fuerza necesaria para ejercitar sus brazos y piernas. Según el propio Maurer, gracias a estos aparatos muchos astronautas «regresan a la Tierra en mucha mejor forma de la que tenían en el pasado».

Otro de los dispositivos utilizados permite a los astronautas correr, asegurando su adherencia a una plataforma gracias a un cinturón unido con cadenas a una base. Lo curioso, cuenta Maurer, es que en el espacio este dispositivo puede ser utilizado tanto en el techo como en las paredes, dado que allí «no hay arriba ni abajo».

El astronauta alemán también se entrena utilizando la CEVIS, un dispositivo diseñado por ingenieros de Dinamarca a partir del año 2000. Se trata de una bicicleta ergométrica pero con un sistema de estabilización y aislación de vibraciones que permite a los astronautas realizar el ejercicio en el espacio. El alemán rescata un dato llamativo: la bicicleta que utilizan los astronautas en el espacio no tiene asiento, ya que los usuarios realizan el ejercicio suspendidos en el aire.

Los astronautas no son solo los usuarios de esta particular sala de musculación en la EEI; también son sus encargados de mantenimiento, ya que deben ser entrenados en cómo reparar la máquina en caso de que sufra algún desperfecto durante su estadía.

¿Qué comen los astronautas en el espacio?

El riguroso entrenamiento de los astronautas debe ser complementado con una dieta especial preparada para ellos. Toda la comida les es entregada deshidratada en latas y bolsas, que una vez en el espacio deben mojar antes de consumir en un espacio de la EEI que funciona como «cocina» y en la que también cuentan con un horno y dispensador de agua.

La comida deshidratada puede parecer aburrida pero, según revela Maurer, el laboratorio de alimentos de la NASA busca proveer a cada astronauta de su comida favorita y de alimentos típicos de su país.

Fuente: Spuntik

Comments

comments