Trump se deshace de su polémico estratega

0
445

Su salida es parte de una revisión del personal de la Casa Blanca que realiza el nuevo jefe de gabinete, John Kelly.

Por: Agencias

Washington.- El Presidente estadounidense, Donald Trump, decidió remover a su jefe estratega Steve Bannon, informaron varios medios estadounidenses.

Su salida es parte de una revisión del personal de la Casa Blanca que realiza el nuevo jefe de gabinete, John Kelly.

Este año, Trump ha despedido a otros dos funcionarios que le ayudaron a ganar la Casa Blanca: Reince Priebus, el anterior jefe de gabinete, y el ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.

Sin embargo, la salida de Bannon, ex jefe de Breitbart News, es quizás el cambio más monumental hasta ahora.

El Presidente señaló el martes que Bannon se encontraba en un «terreno inestable» cuando un reportero le preguntó si todavía tenía confianza en su jefe estratega.

«Veremos lo que ocurre con el señor Bannon», respondió Trump, y agregó que aunque él cree que Bannon es una buena persona, llegó muy tarde a su campaña.

Bannon, además, no asistió a una reunión de seguridad nacional con Trump en Camp David el viernes sobre Afganistán, a pesar de que había estado involucrado en el debate sobre el número de tropas.

Tras la salida de Priebus, Bannon contaba con pocos aliados en la Casa Blanca. Los dos hombres habían formado una asociación estratégica por conveniencia política.

La cosmovisión de Bannon, no obstante, no congenia con la de muchos de los principales asesores de Trump, y se enfrentó con el yerno del Presidente, Jared Kushner, el asesor económico nacional, Gary Cohn, y el nuevo asesor de Seguridad Nacional, H. McMaster.

Sus peleas a menudo ocuparon las páginas de la prensa, con lo que se exacerbaron las tensiones en la Casa Blanca.

Se sospechaba que Bannon hacía filtraciones a la prensa sobre sus enemigos políticos, y una sorprendente entrevista en directo que dio esta semana a una revista de izquierda, American Prospect, reforzó esa noción.

En esa entrevista, Bannon golpeó a Cohn y socavó las amenazas militares del Presidente dirigidas a Corea del Norte.

En los días que siguieron, Bannon, quien rara vez habló con la prensa ante, dio varias entrevistas más de alto perfil, con lo que dio la impresión de intentar salirse de la Casa Blanca en sus propios términos.

En una entrevista, Bannon animó al Presidente a participar en las guerras culturales sobre las cuestiones de raza.

Poco después, Trump incendió la controversia alrededor de las manifestaciones de la supremacía blanca en Charlottesville, Virginia, al defender los monumentos confederados que muchos manifestantes dicen que deberían ser derribados.

Con Priebus fuera de la jugada, Bannon estaba a merced de Kelly, un General jubilado que está ansioso por librar a la Casa Blanca del drama.

Además, a raíz de las protestas de Charlottesville, Bannon pudo haberse convertido en una responsabilidad política para la Casa Blanca.

Los demócratas se lanzaron contra Bannon, quien una vez describió a Breitbart news como la plataforma para la derecha, y lo tacharon de ser uno de los racistas en la Casa Blanca.

Incluso algunos republicanos pidieron que Bannon se fuera, llamándolo una figura divisoria que había enturbiado la autoridad del Presidente en asuntos internacionales.

Pero Bannon también es un conducto para la base de Trump. Su salida podría provocar una ruptura con los partidarios de Trump, que temen que el Presidente esté siendo asesorado por «los liberales» y «globalistas», como Cohn, Kushner y McMaster.

Comments

comments