‘Mi bebé nació con cristal en la sangre’: Da a luz mujer adicta

0
1455

Antes de dar a luz se fumó un cigarro porque estaba muy cansada, pues su esposo e hijos tienen Covid.

Por: Rosalío González

Saltillo.- La adicción a las metanfetaminas en Coahuila crece como la espuma. El año pasado, las dependencias encargadas del combate a las adicciones reportaron que entre 50 y 80% de sus pacientes consume cristal, la droga ilegal más popular sin duda ni competencia en la entidad.

No la puede ver

En este contexto, desde la habitación 2, cama 3 del Hospital General de Saltillo, Laura María habló por teléfono el mediodía de este sábado, estaba preocupada porque hacía ocho horas había dado a luz a su hija, a la cual piensa ponerle de nombre Laura Danae, y todavía no podía verla porque los médicos no se la entregaban.

Laura María se abrió por teléfono, dijo tener 27 años, ser adicta al cristal desde hace dos, y que antes de dar a luz se fumó un cigarro y se tomó un bote porque estaba muy cansada, debido a que su esposo y sus dos hijos tienen Covid desde hace dos semanas.

“Tristemente, lo que pasa es que me drogaba estando embarazada, y en la mañana se llevaron a hacer estudios a mi bebé porque salía con drogas todavía”, comentó la madre.

“Cuando nació la bebé el doctor dijo que había nacido muy bien y sana, yo anoche no venía drogada, solo venía cansada, tenía muchísimo sueño porque tengo a mi esposo enfermo de Covid y a mis dos hijos también enfermos”, continuó Laura María.

“Tengo casi dos semanas sin dormir bien por lo mismo de la enfermedad de mi esposo, yendo a hospitales y consiguiendo la prueba, ¿usted sabe lo que es Covid?”, declaró.

La bebé nació a las 3:25 horas del sábado 15 de enero, pesó 3 kilos 900 gramos según Laura María, pero como los doctores descubrieron que la madre consume o consumía drogas químicas iniciaron un procedimiento médico y legal.

“A mí me quedaron varios tics (nerviosos) por el mismo cristal y anoche que me vieron los doctores se dieron cuenta porque ellos los conocen”, dijo la madre de la recién nacida.

“A mi bebé siguen haciéndole pruebas porque traía sustancias tóxicas, reconozco que a lo mejor sí las traía y fueron de meses cuando me embaracé, por eso trae el cristal”, siguió Laura María.

Bajo observación médica

Al momento de narrar la situación, la madre desconocía la razón por la que todavía no podía ver a su hija, ni ella ni el papá de la bebé.

“Yo quiero ver a mi hija, si dice que trae sustancias químicas, drogas, que me la traigan y que traigan a la autoridad correspondiente, pero yo no sé lo que está pasando porque nadie me quiere dar razón”, comentó la madre de la pequeña.

“No tengo ningún síndrome de abstinencia por mi adicción, solo estoy que me lleva la chingada porque no veo a mi hija”, sin embargo, la pequeña seguía bajo observación médica.

Exige verla

Al concluir su relato, Laura María se despidió exigiendo ver a su hija, demanda que no pudimos corroborar si fue cumplida porque el teléfono celular que dejó como referencia se apagó y no funcionó durante el resto del día.

El caso de esta joven madre adicta fue confirmado por las autoridades del hospital, como “bajo condiciones irregulares”, pero no proporcionaron más información en particular porque la ley se los impide.

Reporte a Pronnif

Ante este tipo de irregularidades, las autoridades hospitalarias deben reportar a dependencias como la Pronnif y Trabajo Social para salvaguardar los derechos superiores de la infancia.

“Cuando una persona viene bajo condiciones no habituales, interviene el área de Violencia que cubre la Norma 046, entonces ellos (autoridades del hospital) dan parte al área de Trabajo Social, que hacen una visita a la mamá y se le da parte a la Pronnif, ellos deciden cómo intervienen, si se entrega el bebé a la familia o si se hace una investigación del entorno”, declaró la Dirección del Hospital General mediante el Departamento de Comunicación de la Secretaría de Salud.

Comments

comments