Libera Juez a asesino… pero sólo 2 minutos

0
230

Libra un delito pero lo vinculan a proceso por homicidio.

Por Grupo Zócalo

Monclova, Coah.- Con un rostro confundido cuando el Juez le dice que no hay pruebas suficientes para mantenerlo preso, Raúl Armando “N” responde: “soy culpable, su Señoría”, no obstante el presunto homicida de José Emilio García Ibarra “Pepito”, fue puesto en libertad por el delito de ocultamiento de cadáver, pero a escasos dos minutos de abandonar el Juzgado fue reaprehendido por elementos de la Fiscalía con una orden judicial por el delito de homicidio calificado con ventaja y doloso, y horas después fue enviado a lo que sería su segunda audiencia judicial, donde finalmente fue vinculado a proceso por el mismo Juez que había ordenado su liberación.

Al conocerse la liberación del presunto autor material del asesinato, al filo de la una y media de la tarde, en la calle Río Lerma del fraccionamiento Moderno el panorama se tornó violento, los vecinos se rebelaron a la decisión del Juez, y al grito de “lo soltaron”, empezaron a salir de sus casas y amagaron con derrumbar o incendiar la casa del presunto asesino, a quien calificaron como una persona violenta con todos.

Hasta exigieron la presencia del Fiscal Regional Rodrigo Cháirez Zamora, quien a detalle, les explicó todo el procedimiento judicial, dejándole en claro a la familia, que el sujeto estaba detenido, hasta llevaron a un tío de “Pepito” a que constatara el arresto; la intervención del funcionario, tranquilizó a los vecinos.

Y mientras exigían justicia para “Pepito”, a escasos metros de la escena del crimen, la familia recibía las cenizas de quien se dedicaba a hacer “mandados” a todos los vecinos y entre protestas rezaron un rosario para su eterno descanso, antes de depositar la urna junto al cuerpo de su madre, quien murió cuando “Pepito” tenía 8 años de edad.

Lo llevan al penal de Saltillo

Durante la audiencia el imputado de 32 años, renunció a su derecho constitucional para solicitar la duplicidad de término, por lo que de inmediato fue trasladado al Centro de Readaptación Social en Saltillo.

El presunto asesino de la calle Río Lerma, Raúl Armando “N”, estuvo ayer cara a cara ante las autoridades penales al presenciar dos audiencias en el Centro de Justicia Penal de Ciudad Frontera, de manera presencial, en la Sala1, inició la primera a las 12:30 del día, bajo la causa penal 327/2021 por el delito de ocultamiento de cadáver, donde el juez de control, Alberto Jacobo Camacho le otorgó la libertad al desestimar las pruebas y calificar como ilegal la detención, al no existir una detención inmediata después de haber consumado el hecho, ya que no está bien establecido el tiempo en que la persona pierde la vida, también refirió que el delito de ocultamiento de cadáver va encaminado a otro delito y que no hay información o indicios de que se haya cometido otro delito al momento de la detención.

Alrededor de las 3:05 Raúl Armando había quedado libre, pero sólo unos minutos, ya que a las 3:15 de la tarde a unos pasos del C4, Raúl Armando “N” fue detenido nuevamente por los elementos de la Agencia de Investigación Criminal, con una orden de aprehensión por homicidio, fue llevado a la Fiscalía General de Justicia donde se le explicó su detención, se le hizo una revisión médica, para después al filo de las 4:02 de la tarde ingresarlo a las celdas provisionales de la Policía Civil de Coahuila y ser puesto a disposición ante la autoridad penal a las 4:07 de la tarde.

Realizando así la segunda audiencia a las 5:30 de la tarde de manera presencial en la Sala 1 del Centro de Justicia Penal bajo la causa penal 326/2021 por el delito de homicidio calificado con ventaja y doloso, donde el mismo juez que ordenó su libertad, le dictó el auto de vinculación a proceso con prisión preventiva oficiosa durante todo el proceso, quedando 4 meses de investigación complementaria.

Comments

comments