Escasean las pruebas Covid y suben precios; cubrebocas, hasta 100% más caros

0
337

Cuesta entre 600 y mil 200 saber si se es positivo.

Por Grupo Zócalo

Saltillo, Coah.- La cuarta oleada de contagios, que ha provocado un incremento en los casos positivos de Covid en todo el estado, ha tenido efectos económicos también: las pruebas más baratas, que se podían adquirir en tiendas de autoservicio por poco menos de 200 pesos, se agotaron. Ahora, quien tiene la sospecha de estar contagiado debe acudir a laboratorios, donde las pruebas cuestan entre 600 y mil 200 pesos.

“Estas pruebas se pueden conseguir en cualquier supermercado, en cualquier farmacia… hay algunas buenas, pues sí, va a haber escasez normal, hay algunas buenas, algunas malas, va a escasear, pero al ratito va a haber más”, dijo el secretario de Salud, Roberto Bernal Gómez.

Este martes se pudieron observar filas en los laboratorios, y en un recorrido por tiendas de autoservicio se observó que ya no hay pruebas de las llamadas “económicas” disponibles. Algunas de estas pruebas, con un costo de 199 pesos, se vendían en las farmacias de HEB, sin embargo, ya se agotaron en las tres sucursales que hay en la ciudad, y no hay fecha de llegada de más pruebas de antígeno.

Otras cadenas de autoservicio también ofertaban este tipo de pruebas de antígenos, sin embargo, se encuentran agotadas.

Bernal Gómez dijo que el reto es que junto con la sociedad civil se trabaje para informar cuáles pruebas son efectivas, cómo tomar las mismas sin contagiarse y cómo interpretar los resultados, además del manejo de los casos positivos.

Otros artículos que se han encarecido por la gran demanda que hay, son los cubrebocas, que en algunos casos al mayoreo se han incrementado hasta en un 100 por ciento.

A través de sitios como Mercado Libre o Amazon, los cubrebocas tipo kn 95 pasaron de poco menos de 500 pesos el centenar, a 900 pesos o más.

Y el IMSS las ‘dosificará’

Luego de la denuncia de falta de pruebas Covid en las clínicas del IMSS, la delegación desmintió que falten, sin embargo, expuso que será a través de cuestionarios que se determine si el paciente es sospechoso o no de portar el virus.

“La prueba ya no se está haciendo a todos, no nos están dando suficientes muestras para realizarlas como anteriormente lo hacíamos; entonces los doctores van a pasar a explicarles si son sospechosos o no”, explicó una enfermera a decenas de personas que pasaron la noche en la clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Saltillo.

A través de una serie de videos tomados y difundidos por derechohabientes del IMSS, evidenciaron el servicio que ha quedado rebasado por la cuarta ola de Covod-19 y la cepa Ómicron, al grado de que el Instituto decidió dosificar las pruebas.

Además previo a recibir la noticia las personas tuvieron que pernoctar en las instalaciones del Teatro del IMSS, ubicado sobre la calle Manuel Doblado, permaneciendo más de 15 horas en espera del estudio médico.

“Como que no tienen forma de hacerte la prueba, te dejan como un sospechoso y te mandan tres días a tu casa, si después de ese tiempo te sigues sintiendo mal, hay que regresar”, advirtió uno de los presentes.

Fue en días pasados que el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Coahuila, Leopoldo Santillán Arreygue, aseguró que existía el stock suficiente para realizar las pruebas Covid en las unidades de medicina, dicho que continúan sosteniendo desde el interior de las oficinas centrales de la delegación.

Además, con la finalidad de desahogar las unidades de medicina familiar se pondrá a disposición de los usuarios un código QR, que a través de un cuestionario podrá orientar a los ciudadanos sobre si padecen o no la enfermedad viral y deben acudir a realizarse una prueba.

Será a la entrada de los módulos que las personas encontrarán una manta con el código QR, el cual deben escanear con sus teléfonos móviles para responder un cuestionario básico sobre los síntomas e identificar inmediatamente si tienen datos de esta enfermedad.

“Para fortalecer la atención de personas con sospecha de Covid-19, iniciar un tratamiento y cortar las cadenas de contagio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) puso en operación un código QR que permitirá a las personas que acudan a los Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS) responder un cuestionario que facilitará el diagnóstico médico”, se lee en el comunicado.

En el caso de los derechohabientes que no cuenten con un dispositivo que permita la lectura de los códigos, será el médico quien aplique el cuestionario y determine si el paciente padece o no el Covid-19.

Comments

comments