Enfermero se declara culpable de abusar y embarazar a paciente en estado vegetativo

0
260

El enfermero fue arrestado en enero del 2019, luego de que la mujer fuera encontrada dando a luz en el centro de salud Hacienda Healthcar.

Por: Grupo Zócalo

Arizona.- El enfermero acusado de abusar sexualmente de una mujer en estado vegetativo en Arizona se declaró culpable. Nathan Sutherland rindió su declaración el pasado jueves, aceptando los cargos de asalto sexual y abuso a un adulto en condición vulnerable.

Este nuevo procedimiento se da luego de que un juez se negara a rechazar la prueba de ADN del bebé producto de la aparente violación, que concordaba con el ADN del enfermero.

De acuerdo a reportes, Sutherland habría pedido al juez descartar la evidencia de ADN en su contra. El pasado mes de mayo, el juez rechazó la petición y la evidencia fue incluida en la presentación del caso del enfermero.

El abogado del Condado de Maricopa, confirmó que el enfermero será sentenciado el próximo 4 de noviembre.

El enfermero fue arrestado en enero del 2019, luego de que la mujer —de entonces 29 años—fuera encontrada dando a luz en el centro de salud Hacienda Healthcare, en diciembre del 2018.

De acuerdo a los récords médicos, la víctima había estado bajo el cuidado del centro desde niña ya que carecía de movilidad por su estado cuadripléjico, también sufría de neumonía y convulsiones recurrentes. Además, padecía de una falta de comunicación verbal y carecía de la capacidad mental para tomar decisiones o dar permiso para su tratamiento médico o cuestiones financieras.

Tiene una discapacidad intelectual significativa como resultado de sus convulsiones, desde muy temprana edad”, confirmó la familia de la víctima a People. “No habla pero puede mover sus extremidades, cuello y cabeza un poco. Responde a los sonidos y hace gestos faciales”.

El enfermero fungía como su cuidador principal al momento del incidente, que aparentemente sucedió en más de una ocasión. Tras su arresto, renunció voluntariamente a su licencia médica ante la mesa directiva de enfermeros del estado de Arizona.

El nacimiento del bebé llevó, además, a la renuncia del presidente del centro médico, la suspensión del doctor que supervisaba el cuidado de la paciente y la renuncia de un segundo proveedor del lugar, además de una revisión médica de la institución.

Tras el incidente, la familia de la víctima presentó una demanda en contra del estado de Arizona por negligencia, según el diario AZ Central. De acuerdo a la agencia Associated Press, el estado llegó a un acuerdo con la familia y pagó alrededor de 7.5 millones de dólares, para cerrar el caso. Por el momento, se desconoce si el recién nacido se encuentra bajo el cuidado de la familia de la madre.

Con información de People

Comments

comments