Crece cifra de infantes huérfanos ante violencia en Zacatecas

0
213

Tan solo la Casa Hogar para infantes Placido Domingo tiene una ocupación de 65 menores cuando la capacidad ideal es de 40.

Por: Grupo Zócalo 

Zacatecas.- La orfandad se ha incrementado en Zacatecas a causa de la violencia, coincidieron María De la Luz Domínguez, presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Fátima Encina, fiscal especializada en Atención de delitos contra las mujeres por razones de género de la FGJE y Sara Hernández, presidenta honorífica del DIF.

La Casa hogar Placido Domingo, ubicada en la capital del estado alberga a 65 menores de edad cuando su cupo ideal es para 40 infantes informó Sara Hernandez, presidenta honorífica del DIF quien sintetizó con la frase: “Estamos saturados”, para resumir la situación por la que atraviesa esta institución; aunque detalló que el Covid-19 también ha sido la causa del incremento de menores quienes perdieron a sus padres.

Derivado de esta problemática la Comisión Estatal de los Derechos Humanos realizó un llamado urgente a la Procuraduría de Niñas, Niños y Adolescentes con la finalidad de agilizar la instalación de protocolos y un programa de atención inmediata para brindar atención a los menores, víctimas colaterales de la violencia.

Esta problemática de inseguridad y violencia que vive Zacatecas tiene efectos lamentables, uno de ellos es la enorme cantidad de víctimas del delito que ha venido generando esa violencia y de manera particular a las niñas y niños y adolescentes huérfanos de padres y madres que han sido asesinados”, relató Maria De la Luz Domínguez.

Desde la Fiscalía General del Estado de Zacatecas se informó que a partir del 2015 se inició un registro de los infantes que han quedado huérfanos derivados del delito de feminicidio y a la fecha se tiene un total de 95 menores en estado de orfandad.

La falta de protocolos origina que cada institución encargada de brindar atención a los menores trabaje por su cuenta, lo que dificulta resolver cada uno de los casos por lo que de manera legal retrasa que puedan ser atendidos por familiares.

A esta problemática debe sumarse el acecho que los grupos delictivos han implementado sobre los infantes y adolescentes en condición de vulnerabilidad para intentar sumarlos a las filas de adicciones o involucrarlos en las actividades delictivas.

Con información de Milenio

Comments

comments