Conmoción en India por violación de un bebé de ocho meses

0
1510

La violencia sexual en India se convirtió en un asunto de debate público a partir de la brutal violación y asesinato de una joven en un autobús de la capital.

Por: Agencias

Nueva Delhi.- En India se producen, según datos del gobierno, unas 20.000 violaciones a menores al año, una cifra que evidencia cuán extendida está la violencia sexual e infantil en el país asiático. El último caso conocido ha ocurrido en Delhi: una bebé de ocho meses se encuentra en un hospital, en situación grave, después de sufrir una violación supuestamente a manos de su primo, de unos 28 años.

Según informó la prensa local, la pequeña ingresó en el hospital el domingo, después de que la encontrase su madre en la cama, cubierta de sangre, al volver a casa. Tras ser sometida a una operación de tres horas, se encuentra ahora en situación crítica pero estable, de acuerdo a la agencia india PTI, que cita autoridades médicas. Fue el personal del hospital el que informó a la policía de lo sucedido, después de que un examen médico confirmase la agresión sexual.

La policía afirmó que el domingo la bebé se encontraba en su casa en un barrio al oeste de Delhi mientras sus padres trabajaban. Él es obrero; ella, empleada doméstica. Supuestamente su hija estaba bajo el cuidado de otros familiares que viven en el piso inferior de la casa. Uno de ellos, el primo de la menor, que tiene entre 27 y 28 años, era el último que había sido visto junto al bebé. Ha sido detenido y ha reconocido el crimen.

Aumentan las violaciones a menores

La violencia sexual en India se convirtió en un asunto de debate público a partir de la brutal violación y asesinato de una joven en un autobús de la capital en 2012. Desde entonces, prácticamente a diario aparecen en la prensa india casos de agresiones sexuales. Tanto la policía como las organizaciones de género señalan que esto ha ayudado a que más casos sean denunciados. Además, las penas por este tipo de crímenes se han endurecido.

No obstante, Human Rights Watch denunció en noviembre los obstáculos que siguen encontrándose las mujeres agredidas sexualmente que se atreven a acudir a comisaría. El informe de la organización relataba las humillaciones que sufren por parte de policías y médicos, así como la falta de apoyo legal y psicológico tras las agresiones.

Con información de El Mundo

Comments

comments