Clásico Regio se pinta de azul; Rayados pegan en casa

0
150

Con el triunfo, el Monterrey (14) desplazó a los Tigres (13) en puntos, pero ambos están fuera de zona de Liguilla.

Por Agencia Reforma

Monterrey, NL.- Los Rayados rompieron una racha de 4 derrotas seguidas ante Tigres y, con goles de Alfonso González y Matías Kranevitter, ganaron 2-0 el Clásico Regio 126.

Después de cuatro victorias al hilo de los Tigres sobre el Monterrey, el equipo de Javier Aguirre superó a los felinos con un futbol ordenado y gracias a goles de “Ponchito” y Kranevitter.

Fue una edición 126 muy táctica con dos esquemas intentando imponer condiciones y en el que sobresalió la correcta sociedad en bloques de los Rayados, además de usar el contragolpe para marcar el destino del Clásico.

Al minuto 13, Stefan Medina envió un pase al espacio por derecha para que Maxi Meza asistiera al cabezazo de “Ponchito” para el 1-0 en un gol de contragolpe que tomó mal parada a la zaga felina.

Poco después, Rogelio Funes Mori hizo el 2-0, pero el gol fue anulado cuando el árbitro Fernando Hernández checó el VAR y marcó una falta de Maxi sobre Luis Quiñones.

Tigres lucía desconcertado y el único que intentaba generar peligro era Florian Thauvin, quien le comenzó ganando todos los duelos individuales a Jesús Gallardo e incluso se le fue anulado un gol al minuto 3.

Rayados tocó la puerta con un cabezazo de Carlos Rodríguez por arriba y luego un remate de Duván Vergara que sacó Nahuel Guzmán.

Cuando agonizaba el primer tiempo, Esteban Andrada le quitó un tiro con etiqueta de gol a André-pierre Gignac, quien sólo vio como entre el vuelo del argentino y el travesaño ahogaron el grito del gol felino.

El primer tiempo acabó caliente con una leve bronca en donde se vieron involucrados Quiñones, Gignac y César Montes.

Para el segundo tiempo, Miguel Herrera ingresó a Nico López, pero el “Diente” no pudo marcar diferencia.

Funes Mori coqueteó con el segundo tanto albiazul, pero entre Nahuel y el poste lo evitaron, y sobre el cierre del juego, aún faltaba lo mejor.

Luis “Chaka” Rodríguez metió un centro y Andrada se voló, pero increíblemente Carlos González lo falló al cabecear a un lado.

Tigres seguía insistiendo y el “Diente” chocó con el árbitro en su intento por armar un ataque, Kranvevitter robó el balón y lo tocó a la velocidad de Maxi, quien le regresó el dulce a su paisano para el 2-0 del Monterrey.

Con el triunfo, el Monterrey (14) desplazó a los Tigres (13) en puntos, pero ambos están fuera de zona de Liguilla.

Comments

comments