Los hechos ocurrieron por las calles Mina y Revillagigedo a un lado de una estación de gas
El cadáver presentaba un disparo de arma de fuego en la cabeza y signos de violencia
Familiares y amigos no saben nada de ella desde hace tres días.
El dueño de los abarrotes “Las Tres Llaves” aparece como el presunto responsable.
Denuncian vecinos que adictos se llevan focos de las cocheras.