Nada frena la tragedia migratoria en la frontera de Coahuila y Texas. 
La mujer lesionada requería traslado a un hospital y los de la Cruz Roja sólo le pusieron una gasa y se fueron a comer.
El joven se trasladó por sus propios medios al hospital, después del accidente.
El grupo estaba conformado por 11 cubanos, 1 colombiano y 3 nicaragüenses. 
Las personas que han sido aseguradas no acreditan su legal estancia en la ciudad.