El oficial fue suspendido de sus funciones  hasta que se determine su responsabilidad en el caso del atropellamiento del cual huyó dejando a una persona lesionada.
La oficial tuvo que ser enviada a una clínica para una revisión más exhaustiva.
CBP decomisó  91.6 libras de metanfetaminas (unos 41.5 kilogramos) valuadas en 1.8 millones de dólares y detuvieron a dos ciudadanos.
Habría huido del lugar, pero investigaciones concluyen con su responsabilidad respecto al atropellamiento de un indigente a principios de marzo.
El centroamericano declaró ante oficiales que escapó de una casa donde estaba secuestrado.