WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Un debut triunfal de Emilio Ricaud, corta dos orejas y sale en hombros

En la Séptima Novillada de la Temporada

  • 266

 

Por FRANCISCO VARGAS M.

Nuevamente un triunfal debut para un aguascalentense aconteció en esta interesante Temporada de Novilladas 2024, siendo ahora Emilio Ricaud, quien cortó dos orejas a su primero, para salir en hombros al final del Séptimo Festejo de “Domingo de Resurrección”, celebrado este 31 de marzo, donde el zacatecano César Pacheco cosechó un apéndice de gran peso, y el coahuilense Manolo González no escatimó esfuerzo alguno por lograr el triunfo que no llegó. Mención especial dos bravos novillos de nombres “Aceituno” y “Africano”, que merecieron como premio el arrastre lento.

Con más de media entrada en la Plaza San Marcos, clima agradable, con algo de viento que molestó en la primera parte, se jugó un encierro de la ganadería jalisciense de Xalmonto, correcto de presentación, bien comido, mismo que cumplió en varas. Primero, de fuerza medida, tardo y probón; segundo, corto y con peligro, desarrollando sentido; tercero, bravo con fijeza y buen estilo premiado con el arrastre lento; cuarto, con

transmisión y clase, arrastre lento; quinto, soso y deslucido; sexto, desaborío y deslucido.

CÉSAR PACHECO (Azul Celeste y Oro)

A su primero “Dulcero”, lo recibió de hinojos en el centro del ruedo con dos largas cambiadas, una más en tablas, verónicas jugando los brazos cerrando, soltando una punta del capote. Después de una buena vara de David Vázquez, quitó por ajustadas gaoneras. En banderillas se lució Jorge Delijorge por lo que salió al tercio. Brindó a Chacho su faena, misma que comenzó por bajo, y enseguida series por el derecho, siendo molestado por el viento, sacando pases con más voluntad que lucimiento. Por el izquierdo ante las medias embestidas del berrendo en cárdeno, a base de su entrega, le robó meritorios pases. Siguió por el derecho con esa misma voluntad ante un viento que le flameaba la sarga, volviendo mano izquierda para trazar ayudados al tardo burel. En la suerte suprema al primer viaje se fue en banda, y en el segundo dejó una estocada entera contraria y atravesada para palmas.

Su segundo fue “Africano”, número 12, con 352 kilos, al que bregó para fijarlo. En el centro del ruedo, inició con pase cambiado por la espalda, viniendo tandas por el derechazo con pases largos mano baja. Se pasó la muleta a la izquierda siendo un lado de cortas embestida, por lo que optó continuar con diestra

estando en ese mismo tenor de lucimiento y firmeza, aprovechando las francas embestidas del burel. Intentó una vez más por el izquierdo sacando naturales uno a uno que tuvieron eco en el tendido, concluyendo con vistosas dosantinas en los terrenos de adentro intercalando cambio de mano por delante. Con determinación se fue tras el acero dejando una efectiva estocada teniendo solicitud de oreja, misma que el juez César Pastor le otorgó, concediéndole al bravo novillo el arrastre lento.

MANOLO GONZÁLEZ (Palo de Rosa y Plata)

A “Colmenero” lo saludó de manera variada con dos largas cambiadas en tablas, verónicas y chicuelinas rematando de manera pinturera en dos ocasiones. Pidió banderillas para cubrir el segundo tercio de manera espectacular por lo que recibió una diana desde las alturas. Muleta en mano, al iniciar sufrió un susto que no pasó a mayor, logrando tandas por el derecho con pases meritorios a un novillo corto, que desarrolló sentido. Por el izquierdo el astado tuvo un lado intocable por lo que se pasó la sarga a la diestra, sufriendo un nuevo achuchón. Sin mirarse el terno, prosiguió con valor viéndose un tanto rápido en sus procedimientos sacando meritorios derechazos al peligroso cárdeno cerrando con apretadas manoletinas. Estocada aguantando delantera escuchando palmas de aliento.

Su segundo fue “Cocolito”, mismo que saludó con una larga cambiada y verónicas abriendo compás y jugando los brazos, abrochando, soltando una punta del capote, quitando con vistosas chicuelinas cerrando con media. Volvió a pedir banderillas para cubrir el segundo tercio haciéndolo otra vez con facilidad y lucimiento escuchando otra diana. En lo que se refiere con muleta, con torería trazó doblones sin encontrar la distancia por el derecho en las primeras series, por lo que se llevó la muleta al izquierdo, sacando naturales que tuvieron conexión viéndose con más serenidad, ante las deslucidas y sosas embestidas del burel, estando en todo momento con voluntad y empeño, intercalado molinetes ligados. Dos pinchazos, otro hondo, y media estocada para retirarse entre palmas.

EMILIO RICAUD (Blanco y Azabache)

Con “Aceituno”, marcado con el número 9, con 354 kilos, se abrió de capa lanceando por chicuelinas rematando con vistosa media, quitando de manera lucida por caleserinas, cerrando con revolera recibiendo diana. El aspirante Kevin Loera se lució en banderillas por lo que se desmonteró. Mirando al cielo hizo su brindis, viniendo series por el derecho con quietud y mente clara, cuajando por el izquierdo naturales tersos y largos, quebrando la cintura. Siguió por el derecho estando en ese mismo tenor de lucimiento y buen toreo,

prosiguiendo con más por el izquierdo, sufriendo un susto sin consecuencias, viniendo naturales acompañado el viaje con la cintura, intercalando adornos como dosantinas y desdén, siendo la parte final manoletinas, pase de trinchera. De estocada hasta las cintas desprendida, trasera y tendida remató su artística y aseada faena para oreja, teniendo petición de la segunda que le fue otorgada, siendo premiado el bravo novillo con el arrastre lento.

Con el cierra plaza “Peregrino”, se abrió con verónicas armoniosas y media. Por su parte el varilarguero Juan Cobos pegó un puyazo breve en buen sitio. En banderillas José María López “El Chato” y el aspirante Kevin Loera estuvieron efectivos compartiendo ambos la salida al tercio. Por bajo fue como inició su faena misma que fue entendida, logrando pases por ambos lados que tuvieron eco a un novillo soso que le faltó transmisión estando en todo momento el debutante con gran empeño. Se fue por uvas dejando el acero que surtió efectos rápidos para petición de oreja que no le fue concedida, dando la vuelta al ruedo acompañado con el ganadero Pablo de Haro González.

Al final el joven aguascalentense Emilio Ricaud salió en hombros, convirtiéndose de esta manera como otro de los triunfadores de esta atractiva temporada.

Publicación anterior Se desata riña campal en ejido Remolino de Zaragoza, Coahuila
Siguiente publicación Cae por hacer tocamientos a tres niñas en Parque España de Monterrey
Entradas relacionadas
Comentarios
  TV en Vivo ;