WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Ana Guevara, ‘cómplice’ de acusaciones falsas de Ana Laura Bernal

El padre del hijo menor de la diputada Bernal las acusa de complicidad por urdir mentiras en su contra, a fin de quitarle la custodia del menor

  • 440

 

Por: Grupo Zócalo 

Ciudad de México.- En la batalla legal por la custodia del menor de sus tres hijos, la diputada federal por el PT Ana Laura Bernal Camarena ha incurrido en falsedad de declaraciones ante autoridades del Estado de México y de la Ciudad de México; derivado de ello, su expareja, el abogado Víctor Guzmán, la denunció por cometer tráfico de influencias, corrupción y cohecho, entre otros.

Guzmán presentó su denuncia contra la diputada y la actual titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara, ante la Fiscalía General de la República (FGR) desde el 30 de octubre, sin embargo, un mes después la dependencia no ha emitido respuesta alguna.

En mayo de 2017 nació el hijo de Ana Laura Bernal y Víctor Guzmán en un hospital privado de Huixquilucan, Estado de México. Sin embargo, el padre no fue informado de ello debido a que la pareja ya estaba separada para ese entonces.

El 9 de junio de 2017, luego de enterarse por terceras personas de que su hijo había nacido, Víctor Guzmán demandó a Ana Laura Bernal el reconocimiento de la paternidad del niño. El asunto fue admitido por el juez décimo de lo Familiar del Distrito Judicial de Tlalnepantla, con residencia en Huixquilucan, Estado de México, quien requirió a la diputada para que no modificara su domicilio en dicha entidad hasta que se resolviera el juicio.

Desde el año 2012 y hasta ese momento Ana Laura Bernal trabajaba como asesora de Ana Gabriela Guevara en el Senado de la República.

Mientras vivió con Víctor Guzmán, durante 2016, y después del nacimiento de su hijo, Bernal Camarena residió en Huixquilucan, municipio en el que además tuvo negocios con la ahora titular de la Conade. Ejemplo de ello es la empresa Hanazpa, en la que ambas aparecen como accionistas y en cuyo registro se establece que habitan en el mismo domicilio.

Cuando fue demandada por su expareja, Bernal argumentó que debía viajar al estado de Sonora en compañía de su hijo porque realmente ahí tenía su residencia.

Para apoyar esta versión Ana Guevara envió diferentes informes al juez familiar sobre la relación laboral que tenía con Bernal y testificó que como parte de su trabajo debía permanecer en Sonora. Esto lo hizo la entonces senadora con el objetivo de revocar la orden de no salir del Estado de México.

Sin embargo, ninguno de los recursos que tramitó para ello tuvo efecto, pues nunca pudo acreditar que realmente viviera en Sonora.

Víctor Guzmán asegura que la madre de su hijo es pareja de Ana Gabriela Guevara, lo que Bernal rechazó en una conferencia de prensa que ofreció el pasado 23 de noviembre, luego de ser denunciada por corrupción y en la que no se pronunció sobre las acusaciones graves que pesan en su contra. Su intención no fue defender a su hijo, sino a Guevara.

Luego de ser notificada de la demanda, Ana Laura Bernal acudió a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) a denunciar a Víctor Guzmán por violencia familiar en contra de ella, supuestamente cometida durante el tiempo que ambos vivieron juntos. La fiscalía inició la carpeta de investigación NUC: TLA/SVG/VIJ/060/143940/17/07 NIC: SVG/VIJ/00/MPI/043/00872/17/07.

Mentiras ante la autoridad judicial

A lo largo de seis años, según consta en los expedientes judiciales, Bernal ha contado con el apoyo de Ana Guevara, con quien trabaja desde que la exatleta fue designada titular del Instituto del Deporte del entonces Distrito Federal, durante la administración de Marcelo Ebrard como jefe de Gobierno.

Entre las pruebas que fueron agregadas al expediente de reconocimiento de paternidad, destaca el recibo de pago número 1404244769 del parto de Ana Laura Bernal, emitido por Operadora de Hospitales Ángeles, S.A. de C.V. el 21 de mayo de 2017.

En dicho documento se señala que quien pagó los 63 mil 125 pesos que costó el parto fue la entonces senadora Ana Gabriela Guevara.

Esto, pese a que Ana Laura Bernal trabajaba con Guevara como asesora en el Senado de la República, donde ese año cobró 62 mil 500 pesos mensuales, de acuerdo con los contratos de prestación de servicios profesionales que ella misma exhibió en el juicio. Para el año 2018 sus ingresos ascendieron a 125 mil pesos mensuales, según lo que la Cámara Alta informó al juez familiar.

Si Ana Laura Bernal y Ana Guevara mantienen una relación sentimental, como asegura Víctor Guzmán, esto significa que en su calidad de servidora pública le otorgó contratos de forma indebida y puede configurarse el nepotismo.

Como asesora de Guevara en el Senado, Bernal debía investigar, recopilar y realizar análisis sobre el proceso legislativo, pese a que, según la síntesis curricular pública en la Cámara de Diputados y datos del Registro Nacional de Profesiones de la SEP, la legisladora no tiene estudios profesionales pues se dedica a la actuación y modelaje, actividad que no es compatible con este tipo de contrataciones.

Hasta el 3 de agosto de 2018, un año después de presentada la demanda, un perito oficial en genética emitió un dictamen estableciendo que Víctor Guzmán es el padre biológico del menor de los tres hijos de Ana Laura Bernal, quien lo había registrado sólo con sus apellidos.

Con esta conclusión, Víctor Guzmán pidió que se le permitiera convivir con su hijo, y el juez accedió a establecer un régimen de visitas y convivencias supervisado por un psicólogo en las instalaciones del DIF-Estado de México.

Esta orden fue impugnada por la diputada Bernal Camarena y no fue sino hasta marzo de 2019 cuando el juez décimo de Distrito en el Estado de México, en el expediente 1678/2018, rechazó ampararla y confirmó la orden de que Guzmán conviviera con su hijo.

Cada vez que Víctor Guzmán convivía con su hijo en el DIF-Estado de México se levantaba un reporte que posteriormente era enviado al juez familiar.

Según los documentos consultados por Proceso, en los reportes enviados el 5 de noviembre y 11 de diciembre de 2019, el trabajador social encargado de supervisar las convivencias informó al juez que en tres ocasiones la madre incumplió, pues no presentó al niño.

Para las convivencias del 31 de agosto, 19, 21 y 26 de octubre de ese año asentó que el niño presentaba una raspadura en la frente, un moretón en la uña de la mano derecha, así como moretones en la pierna izquierda y rasguños.

“Se preguntó a la madre del niño el origen de las lesiones que presentaba su hijo y sólo mencionó que el padre haga lo que tenga que hacer y ella informará al juzgado lo que corresponda”, señala el reporte. 
El trabajador social observó que las convivencias entre el niño y su padre se realizaron de manera armónica y que la relación entre ambos es buena.

Sin embargo, en noviembre de ese año Ana Laura Bernal denunció al padre de su hijo por abuso sexual supuestamente cometido durante una de esas convivencias supervisadas en el DIF-Estado de México.

Esta denuncia derivó en la apertura de la carpeta de investigación TLA/FVG/VIJ/060317547/19/11 que se sumó a la que ya tenía abierta la FGJEM desde 2017 por violencia familiar.

Tregua aparente, y vuelta al litigio

En septiembre de 2020, Víctor Guzmán y Ana Laura Bernal, quien ya fungía como diputada federal —cargo que heredó de Ana Guevara, pues era su suplente y asumió la curul cuando ésta se fue a dirigir la Conade— firmaron un convenio en el que ella aceptó, por fin, registrar al niño, quien ya tenía tres años de edad, con los apellidos de su padre. Establecieron una pensión alimenticia de cinco mil pesos mensuales y un régimen de visitas y convivencias de tres veces por semana.

“Por lo que se refiere a los periodos vacacionales de nuestro menor hijo y de cada uno de los suscritos padres como son vacaciones de Semana Santa, verano, fin de cursos escolares, fiestas patrias, Navidad y fin de año, serán en periodos divididos para disfrutar y compartir en igualdad de días”, señalaron en el convenio.  
Como parte de este acuerdo, Bernal Camarena acudió a la fiscalía mexiquense a desistirse de las denuncias que había presentado en 2017 y 2019 contra su expareja por violencia familiar y abuso sexual.

En sus escritos, la legisladora reconoció que todas las declaraciones que hizo en contra Víctor Guzmán fueron falsas.

“Nunca existió violencia verbal, psicológica o física, ni tampoco ilícito sexual alguno, ni de ningún otro tipo en contra de la persona de la suscrita por parte del señor Víctor Manuel Guzmán Villalpando ni mucho menos en contra de mis hijos (…), como tampoco en nuestro menor hijo que ahora responde al nombre de (…)”, señaló. 
Para evitar responsabilidades penales por falsear declaraciones, la diputada federal mintió una vez más, indicando que todo había sido producto de un embarazo que no existía en el momento en que presentó las denuncias, pues ambas son posteriores al nacimiento de su hijo más pequeño.

“Fue una sobre reacción ocasionada por las emociones encontradas, descontroladas de la separación y terminación de nuestra relación de pareja, por lo que los hechos imputados son erróneas apreciaciones de la suscrita que en su momento se dieron y se dijeron equivocadamente, derivados de mis síntomas de gravidez y estado emocional por mi embarazo”, agregó. 
En agosto de 2022 ambos acordaron que Víctor Guzmán podría llevar de vacaciones a su hijo a Cancún, Quintana Roo.

Sin embargo, la madrugada del 15 de agosto de 2022 Ana Laura Bernal se presentó acompañada de elementos policiacos, sin orden judicial alguna, para “recuperar” a su hijo, pues ella señaló que su expareja lo sustrajo y retuvo ilegalmente.

Un día antes la diputada federal había acudido a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Quintana Roo a denunciar la sustracción ilegal de su hijo. Ahí también mintió, ya que aseguró que ella no fue informada de que el niño viajaría a Cancún.

El 27 de septiembre de 2022 el Ministerio Público determinó no ejercer acción penal contra Víctor Guzmán debido a que éste demostró que la madre de su hijo nuevamente mintió.

“El imputado ofreció como dato de prueba las impresiones en fotografía que contienen las conversaciones de WhatsApp del inculpado con la denunciante debidamente certificadas ante notario público número 19 en esta ciudad, conversaciones que demuestran el aviso previo del imputado y el previo conocimiento de la denunciante que su menor hijo viajaría de vacaciones con su padre a la ciudad de Cancún, Quintana Roo, mismas que no fueron objetadas en su contenido”, señala el acuerdo del agente del Ministerio Público Jeans Gaspar Chable Yupit, dictado en la carpeta de investigación FGE/QROO/BJ/08/15423/2022. 

Al mismo tiempo, Bernal denunció al padre de su hijo en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por sustracción de menor; el resultado fue el mismo. La legisladora federal mintió otra vez ante una autoridad judicial.

Por ello, Víctor Guzmán la denunció ante dicha fiscalía por falsedad de declaraciones e inició la batalla para quitarle la custodia de su hijo, quien actualmente tiene seis años. El caso tiene pendiente sólo una prueba por realizar para dictar sentencia, pues la legisladora se quedó sin evidencias.

La reacción de Ana Laura Bernal fue presentar una nueva denuncia contra Víctor Guzmán ante la FGJEM por abuso sexual en agravio de su hijo, pues afirmó que “realizó actos sexuales frente al niño”.

Guzmán demostró que la persona con la que supuestamente realizó dichos actos no se encontraba ese día en la misma entidad de la República donde ocurrieron los hechos.

Por ello, el pasado 14 de noviembre el juez de control del Distrito Judicial de Tlalnepantla, Estado de México, determinó no vincularlo a proceso ni a él ni a la otra persona involucrada, cuyos datos se resguardan en cumplimiento a la Ley General de Protección de Datos Personales.

“Se ordena la inmediata libertad de los imputados de mérito siempre y cuando no se encuentren detenidos por otro delito o a disposición de diversa autoridad”, señaló el juez de control. 
Ana Laura Bernal Camarena, originaria del estado de Sonora igual que Ana Guevara, presentó otra denuncia en la fiscalía de dicha entidad contra su expareja por los mismos hechos por los que el juez de control mexiquense ya determinó que no hay elementos para procesar.

Tras seis años de batalla legal y ante las irregularidades cometidas en todos y cada uno de los expedientes, Víctor Guzmán mantiene abierta una denuncia ante la FGR contra Ana Laura Bernal y Ana Gabriela Guevara, a quien considera su cómplice por cohecho, tráfico de influencias, corrupción y abuso de autoridad, entre otros ilícitos.

Publicación anterior Tripulación salva la vida de niño de 4 años con apendicitis en vuelo de México a París
Siguiente publicación Cancha de pasto sintético en la Macro registra 90 por cierto de avance
Entradas relacionadas
Comentarios
  TV en Vivo ;