Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Magnate del OK Corral y el Far West fue sentenciado a 16 años de prisión por narcotráfico

Alfredo Hinojosa, dueño de dos reconocidos clubes nocturnos en Texas, operó la venta de drogas abiertamente y ganó más de $107 millones, según la fiscalía

  • 20

Por Redacción 

DALLAS, Texas - El magnate de los clubes nocturnos de la zona metropolitana DFW (Dallas/Fort Worth) fue sentenciado a 16 años en una prisión federal por operar un imperio de clubes en los que se vendían drogas abiertamente, anunció el fiscal federal interino del distrito norte de Texas, Chad E. Meacham.

En noviembre de 2021, un jurado federal encontró culpables al propietario de OK Corral/Far West, Alfredo Hinojosa, al gerente general Miguel Casas, y al destacado promotor Martín Salvador Rodríguez, de cargos de administrar negocios donde se vendían drogas, conspiración para administrar locales de drogas y conspiración para poseer cocaína con la intención de distribuirla.

En la sentencia, el juez Lindsay llamó a Hinojosa el "jefe de la manada" en el plan de venta de drogas.

MILLONARIAS GANANCIAS POR LA VENTA DE DROGAS

Hinojosa fue sentenciado el viernes por el juez federal de distrito Sam A. Lindsay, quien también le impuso una multa de $120,000 y a Humberto Baltazar Novoa, quien fue condenado a 296 días de prisión, pero ya había cumplido el tiempo tras las rejas.

Según las pruebas presentadas en el juicio, Hinojosa, Casas y Rodríguez, dirigieron un conglomerado de empresas que generaron ingresos de más de $107 millones durante un período de cuatro años.

Los acusados permitieron que se vendiera cocaína en los baños de sus clubes nocturnos todos los días, porque tales ventas de drogas atraían a los clientes y les brindaban una ventaja competitiva sobre las discotecas rivales. Estas ventas de drogas aumentaron los ingresos en los clubes entre $ 9 millones y $ 12 millones.

El caso en general incluyó a más de 30 acusados, los cuales fueron condenados, incluidos los exoficiales de policía de Dallas, Eddie Villarreal y Craig Woods.

¿Cómo se dieron cuenta de la operación de drogas?


Los acusados permitían que se vendiera cocaína en los baños de sus clubes “de manera diaria”, de acuerdo con la fiscalía. El objetivo de las ventas: atraer a clientes y que esto les diera una ventaja sobre los centros rivales.


Hubo alrededor de seis informantes, quienes estuvieron bajo supervisión de agentes del FBI, que compraron una bolsa de cocaína de los traficantes que operaban en los baños de los clubes.

Durante el juicio, se dio a conocer que el FBI instaló una cámara y micrófonos de manera secreta en la oficina de Hinojosa, con una orden del tribunal. Además, en conversaciones grabadas y llamadas interceptadas, se escucha a Hinojosa diciendo: “Necesitamos cocaína, hombre”.


Además, Hinojosa dijo: “La verdad no podemos limpiarlo, porque después perderíamos el negocio”.

¿Quién más estuvo involucrado en la venta de drogas?


Entre los 30 acusados se encuentran los exoficiales de la policía de Dallas: Eddie Villarreal y Craig Woods. Ellos también fueron encontrados culpables.


Villarreal fue sentenciado en abril a 30 meses en una prisión federal por mentir a agentes federales sobre cuál fue su papel en obstruir una investigación del FBI acerca del club nocturno.


En enero de 2018, Villarreal se declaró culpable de hacer una declaración falsa al FBI. A él le ordenaron pagar una multa de $10,000 dólares, dice un comunicado de la fiscalía del Distrito del Norte de Texas.


Los documentos donde se declara culpable establecen que Villarreal trabajó como director de seguridad para Alfredo Hinojosa y continuamente le ayudaba a él y a sus empleados con cuestiones criminales, dijo la fiscalía.


En 2014, el promotor del club, Martín Salvador Rodríguez, llamó al expolicía y le dijo que sospechaba que agentes policiacos lo seguían; en realidad, se trataba del FBI, informó la fiscalía.


El expolicía le dio la instrucción a Rodríguez de que se detuviera en la calle y fue por él. Después, cuando llegó, manejó su patrulla y se puso detrás del vehículo del FBI y activó sus luces de emergencia.


En ese momento, el exagente se dio cuenta de que los ocupantes eran del FBI y él les dijo que era de la policía de Dallas y que estaba dispuesto a colaborar con ellos en su investigación, dijo la fiscalía.


Sin embargo, el expolicía admitió después que nunca quiso ayudar al FBI, sino que intentaba conseguir información para después dársela a Alfredo Hinojosa y sus colaboradores.
 
¿Cuáles fueron las confesiones de Alfredo Hinojosa y los demás?


Hinojosa, Casas y Rodríguez confesaron que ellos sabían que la venta de drogas era contínua y que sí estaba permitida. Además, varios guardias de seguridad que trabajaban en los clubes dijeron que Rodríguez ya sabía acerca de las drogas y les ordenó permitir la venta.


Otros narcotraficantes mencionaron que les permitían operar libremente. A ellos también los acusaron y los condenaron por su participación en el caso, dijo la fiscalía.


“Ellos supusieron que permitir negocios de drogas en el baño sería su 'ventaja competitiva'”, comentó Chad Meacham, fiscal federal interino.


“En cambio, fue su ruina”.


 

Publicación anterior Choca tráiler contra Toyota y lo lanza a casi 30 metros
Siguiente publicación Quedan migrantes varados en Central de Autobuses de Monterrey; iban a Acuña
Entradas relacionadas
Comentarios
  TV en Vivo