WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Pide Greenpeace priorizar empleo, salud y alimentación en México

Da a conocer cinco acciones de recuperación que debe realizar el Gobierno después de la COVID-19.

  • 44

Da a conocer cinco acciones de recuperación que debe realizar el Gobierno después de la COVID-19.

Por Notimex

México.- La situación en la que se encuentra México a consecuencia de la COVID-19 va cambiar tarde o temprano, y surgirá una nueva ciudadanía, la cual esperaría que el gobierno le siga el paso, por lo que Greenpeace da a conocer cinco acciones que debería considerar el gobierno.

La organización ambientalista considera que “empleo, salud y alimentación son claves cuando se habla de vida digna en el mundo, por lo que cualquier estrategia de reactivación económica debe tener en el centro estos derechos sociales”.

México puede llegar a ellos en esta nueva etapa a través de proyectos de inversión para infraestructura no contaminante, como solarización de hogares y edificios públicos, la electrificación del transporte y el fortalecimiento de un modelo de producción agroecológico.

Además, precisa Greenpeace, México podría ahorrar hasta 871 mil millones de pesos si electrifica el transporte en las ciudades del país, pues actualmente los gastos para atender enfermedades derivadas de respirar aire contaminado, rebasan el Gasto del Sector Salud y el Presupuesto del Fondo para la Mitigación y Adaptación.

Asimismo, propone que el gobierno asegure la autosuficiencia alimentaria reorientando los recursos públicos hacia la apertura de mercados de comercio justo y medios de distribución de producción local, ya que, en tiempos de crisis, el acceso a los alimentos saludables, naturales, producidos localmente es estratégico para preservar la salud ambiental y de la población. Recordó que uno de los retos frente a la COVID-19 en el país ha sido la población con obesidad y diabetes, derivadas del consumo de alimentos procesados y con alto valor calórico.

Por otra parte, sugiere que el país transite a un modelo de economía circular, restaurativa y regenerativa, ya que no podemos seguir dependiendo de los plásticos y de otros empaques de un solo uso para distribuir los productos; “necesitamos modelos de reutilización de materiales durables y resistentes, así como de venta a granel (libre de empaque)”.

También menciona que México tiene que descarbonizar el transporte e impulsar las energías renovables, para lo cual tiene que sustituir la flota vehicular gubernamental por vehículos eléctricos, fomentar la renovación del transporte público para adquirir autobuses eléctricos en las ciudades con más de 500 mil habitantes, implementar redes de ciclovías, construir carriles especiales de transporte público rápido, y renovar y actualizar la red eléctrica nacional para favorecer la energía renovable distribuida y abastecer las necesidades nacionales de energía.

Al mismo tiempo, considera que el país debe asumir su responsabilidad en la crisis climática como duodécimo emisor de gases de efecto invernadero a nivel mundial, al tiempo que como nación altamente vulnerable a los efectos del cambio climático.

“México es uno de los cinco países con mayor potencial solar bruto del mundo y posee alto potencial eólico, y para aprovecharlo debe reactivar las subastas energéticas de largo plazo, para promover el desarrollo de energías renovables que permita alcanzar las metas contenidas en la Ley de Transición Energética a 2024 y desarrollar metas nuevas y más ambiciosas para el 2030”, agrega.

Pide a la Secretaría de Energía (Sener) promover la generación eléctrica proveniente de fuentes renovables para cumplir con la Ley General de Cambio Climático para la Industria Eléctrica, con lo cual “tendría la posibilidad de crear miles de empleos y de generar millones de gigavatios, suficientes para atender el 100 por ciento de la energía consumida anualmente por el país en 2030.

Finalmente, señala que el estímulo más fuerte e inmediato que puede promover el gobierno es aumentar los beneficios y reducir los tiempos de inactividad para quienes perdieron sus empleos durante la pandemia.

“Apoyar a través de microcréditos a pequeñas empresas es un paso, pero es esencial definir una política de mayor envergadura para generar mayores ingresos y una mejor distribución a mediano y largo plazo”, establece.

Publicación anterior Atacan a familia en Quintana Roo; muere una niña
Siguiente publicación Toreros y Familia Taurina de Yucatán, se unen al llamado de prevención sanitaria
Entradas relacionadas
Comentarios
  TV en Vivo