WhatsApp
Pronostico del tiempo
Puentes Internacionales
Twitter
Instagram
YouTube
Facebook

+

Guardó cartas de su amado por 30 años y ahora están juntos

Siguieron su camino, pero la vida los volvió a unir, tres décadas después

  • 100

Siguieron su camino, pero la vida los volvió a unir, tres décadas después

Por: Agencias  Paraguay.- Una verdadera historia de amor, como quitada de una telenovela, es la que viven Graciela Esther Vera (51) y Nicolás Alegre, tras estar perdidamente enamorados unos 37 aí±os. La historia se inició en Bella Vista, Itapúa, cuando eran chiquitos. A los 14 aí±os, los tortolos ya se querí­an muchí­simo, pero no podí­an aún dar rienda suelta a su amor. “Nuestras madres eran amigas, nacimos en el mismo barrio y crecimos juntos. Cuando tení­a 14 ya nos querí­amos”, dijo la mujer. Nico, caballeroso y romántico, eligió la poesí­a para enamorarla aún más. “No soporto tu indiferencia, ni aunque me mandes preso yo seguiré insistiendo porque te amo y te amaré siempre”, reza uno de los escritos de Alegre, allá por 1986. “Me gustaba mucho ese detalle, y consiguió robarme un piquito”, relató la doí±a. Pero así­ como quedaron guardadas las cartas, también quedaron guardados los recuerdos y sobretodo el amor. Graciela estuvo casada con otro hombre por 36 aí±os, tuvo cuatro maravillosos hijos y hace 5 aí±os se separó. Nicolás por su parte, fue a Argentina a probar suerte. Sin embargo la distancia y el tiempo no borraron los sentimientos. “Guardé todas sus cartas, una a una. No cabe duda que estamos destinados”, aseguró Vera. La enamorada contó que el amor revivió este aí±o cuando él la contactó por Facebook. “Chateamos dos meses y nos reenamoramos. Me dijo que vendrí­a a Paraguay a verme, pero me adelanté, me salió un trabajo y me fui a Argentina yo. Ya lo perdí­ una vez, no pienso perderlo ahora”, expresó emocionada. El reencuentro en el vecino paí­s fue de lo más romántico: í‰l la esperó y se entrelazaron en un profundo abrazo. “Directamente nos fuimos a vivir juntos y disfrutar del amor”, detalló í±a Esther. Graciela y Nicolás viven juntos en Argentina; él trabaja como constructor, pintor, electricista y ella, en una casa de familia. Cada momento salen de la rutina y aprovechan al máximo las décadas que se les perdió. Tras cuatro meses de reencontrarse volvieron a Paraguay a pasar las fiestas junto a sus familiares. “Esto es una seí±al. Me di cuenta que siempre le quise, ahora conocí­ la felicidad”, finalizó la enamorada mujer. Con Información de Extra
Publicación anterior Consejeros del INE son cínicos: AMLO
Siguiente publicación Respira peso: baja dólar a $19.95
Entradas relacionadas
Ver noticia

Aplastan Eagles a 49ers y van al Super Bowl

Ver noticia

Campaña de limpieza finaliza el día 31

Ver noticia

Caen dos prófugos buscados en Houston

Comentarios
  TV en Vivo