‘Voy a hablar con Trump y se va a hacer justicia’: mamá de Vanessa Guillén

0
411

La familia de Vanessa Guillén se reunirá en privado con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca el próximo 29 de julio.

Por Excélsior

Ciudad de México.- Familiares de la soldado de origen mexicano, Vanessa Guillén, asesinada el pasado 22 de abril al interior de la base militar de Fort Hood, Texas, partieron este fin de semana a Estados Unidos para asistir a los servicios funerarios de la joven.

El gobierno de Zacatecas, a través de su representación en el estado sureño de la Unión Americana, el consulado de México en Houston y la congresista texana, Sylvia García, gestionaron ante el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) visas humanitarias por 15 días para la abuela de Vanessa y seis de sus tíos.

La legisladora por Texas expresó su agradecimiento a la embajadora Martha Bárcena y la cónsul en Houston, Alicia Kerber, por gestionar estos permisos.

Este viernes 17 de julio, al interior de la base militar se llevó a cabo una ceremonia para despedir a Vanessa Guillén, quien al momento de su muerte tenía 20 años de edad. Ahí estuvo presente su madre, Gloria Guillén, acompañada de sus otros hijos.

En el sitio no se encontraban los restos de la oficial, solo un fusil, dos botas y un casco que utilizó en vida como integrante del Escuadrón de Ingenieros Regionales.

La familia de Vanessa Guillén se reunirá en privado con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca el próximo 29 de julio, a quien demandarán justicia por la muerte y por el presunto acoso sexual de que fue víctima y que en su momento fue denunciado.

“Voy a hablar con el presidente y se va a hacer justicia por ti mi niña y que salgan los verdaderos responsables de quien mandó hacer esa crueldad contigo, mi niña”, suplicó Gloria Guillén frente al mural donde la comunidad hispana en Houston honra la memoria de Vanessa.

Después de ese encuentro, se estima, ocurrirá el sepelio formal de la joven hispana, según informó la abogada de la familia Natalie Kahwam.

“La reunión ocurrirá un día antes de nuestro evento, el 30 de julio, en el que presentaremos nuestra propuesta de ley que llevará el nombre #IamVanessaGuillen que va a proteger a todos nuestros soldados para que esto no vuelva a pasar otra vez”, señaló Kahwam en un mensaje afuera de la Corte del Distrito Oeste de Texas, en Waco el martes pasado.

Vanesa estuvo desaparecida durante más de dos meses desde el 22 de abril hasta el 1 de julio que sus restos fueron descubiertos en distintas fosas cerca del Río León, a unos 50 kilómetros de Fort Hood.

Aaron David Robinson, principal sospechoso y compañero de Vanessa se suicidó horas antes de que fuera detenido por las autoridades, él habría matado a Vanessa utilizando un martillo luego de una discusión al interior de la base militar y desmembrado su cuerpo con el apoyo de otra mujer, Cecily Ann Aguilar, quien ya se encuentra bajo custodia.

Una semana antes de desaparecer, el 15 de abril, a la mujer militar se le observó visitando un restaurante de comida mexicana donde llegó sola a bordo de su camioneta a recoger un pedido por el cual pagó 21 dólares.

La familia y activistas han encabezado vigilias y manifestaciones que han congregado a decenas de personas en Houston, la ciudad natal de la soldado, así como otras ciudades con presencia de latinos en Estados Unidos.

Comments

comments