Vive bajo arbusto por crisis y Covid

0
653

Convirtió una bugambilia en su casa por falta de empleo para pagar la renta.

Por Mística Pérez

Piedras Negras, Coah.- Por factores externos Juan Joel Sánchez Rangel, de 42 años, tiene alrededor de tres semanas sin un lugar en dónde vivir, por lo que decidió dormir entre dos buganvilias que se encuentran a un costado de la gasolinera Windstar.

Con lágrimas en los ojos Joel platicó cómo todos los días durante la madrugada llena unas cubetas con agua para en primer lugar bañarse entre las ramas y cartones que colocó en las bugambilias del Oxxo ubicado en la calle Carranza en el cruce con Mina y después llena nuevamente la cubeta para iniciar a lavar algunos de los coches que se estacionan en el lugar.

Mencionó que derivado de problemas económicos ya no pudo rentar un cuarto, por lo que decidió quedarse en este lugar para trabajar como lavacoches, sin embargo, con lo que gana al día muy apenas alcanza para comer, pues no tiene estufa, refrigerador o un lugar donde colocar los alimentos que compra, por lo que se ve obligado a comprar comida ya hecha que sale muy cara.

“Aquí ya todos me conocen y saben que soy de confianza, jamás he robado nada y al contrario siempre les digo a los despachadores que si puedo ayudar estoy en la disposición”, dijo con voz quebrada.

Indicó que lamentablemente él es originario de Piedras Negras pero toda su familia se fue y lo dejaron solo, pero que espera que con mucho trabajo poder ahorrar algunos pesos para rentar un cuarto pequeño.

Por su parte, los despachadores dieron buenas referencias de él e incluso ya se hizo amigo de varios de ellos en los diferentes turnos y en ocasiones les lava sus automóviles, además de que los empleados del Oxxo también le tienen mucha confianza.

Aún con sentimiento y la voz débil dijo que muchas personas por su apariencia piensan que es un ladrón o una mala persona, pero aseguró que él es honrado y solo busca ganarse el dinero para poder comer algo, además de que destacó que no ha podido buscar empleo en las fábricas porque no tiene ropa, un lugar donde descansar y bañarse, así como donde preparar alimentos para llevarse de lonche, por lo que sigue día a día con la motivación de juntar para rentar un cuarto.

Comments

comments