Vence al Covid a sus 84 años en Monclova

0
244

Doña Rosa Carmen recibía a diario tarjetas, dibujos y cartas de sus hijos y nietos donde le decían que la amaban.

Por Aníbal Díaz

Monclova, Coah.- Una dulce abuelita, madre de 11 hijos que le han dado 60 nietos, se convirtió en la paciente egresada número 100 del “Piso de la Esperanza”, en el Hospital General de Zona No. 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Monclova, y con alegría anunció que a sus 84 años de edad venció al coronavirus.

Rosa Carmen nació el 16 de julio de 1936, en el municipio de Abasolo, y consideró que gracias a los buenos hábitos alimenticios y a una vida tranquila, ganó la guerra al SARS-CoV-2.

Para la médica internista Gabriela Castro Hernández, el alta de la “abuelita de la cama 327” es un caso excepcional. Llegó con insuficiencia respiratoria, en cinco días mostró mejoría y sin el apoyo de un tanque de oxígeno, se marchó a su domicilio.

Castro Hernández añadió que la evolución de Rosa Carmen fue muy notoria y lo atribuye a la buena actitud que siempre mostró: “siempre tuvo fe, confió en nosotros, es una mujer muy dulce, nunca se quejó de nada y eso aquí cuenta mucho”.

Expuso que los familiares, fueron clave en la recuperación; sus 11 hijos y nietos a diario le enviaban tarjetas, dibujos y cartas donde le recalcaban lo mucho que la amaban, las ganas que tenían de verla y la falta que les hacía.

Indicó que entre los egresados del piso Covid se recuerdan personas alegres y personas que irradian paz, como Torres Herrera, quien apenas mostró mejoría y empezó a hablarles a todos de Dios, del poder de la oración y de lo importante que es tener fe en la vida.

A diferencia de otras personas que llegan con miedo al hospital, Rosa Carmen entró con semblante de paz, sonriente y cariñosa con el personal médico, algo inusual, en el piso donde se atiende a enfermos de Covid-19.

La despiden con cariño

La especialista en inhaloterapia, Adriana Leticia Torres Alonso, indicó que la egresada número 100 les dejó un legado de fortaleza, y por su valentía, es ejemplo para otros pacientes.

Personal médico, de enfermería, camilleros y limpieza, le mostraron su afecto cuando se enteraron de su egreso. Se acercaron para darle palabras de aliento y ella respondió con agradecimiento.

Para el personal médico es muy grato ver cómo personas salen victoriosas en la batalla contra el Covid-19, enfermedad que ataca con más ferocidad a los adultos mayores.

Comments

comments