Tormenta invernal paraliza actividades en sureste de EEUU

0
288

Nevadas podrían llegar a dejar acumulaciones de entre 30 y 75 centímetros de nieve sobre Carolina del Norte y del Sur

Por: Agencias

Estados Unidos.- Una tormenta invernal que comenzó a azotar el sureste de Estados Unidos amenaza con mantener a millones de residentes prácticamente atrapados en sus hogares durante días con calles y carreteras cubiertas de nieve, cortes de energía y cientos de vuelos cancelados.

El Servicio Nacional del Clima (NWS) advirtió que las nevadas podrían llegar a dejar este domingo acumulaciones de entre 30 y 75 centímetros de nieve sobre Carolina del Norte y del Sur.

Duke Energy, la compañía proveedora de electricidad en la zona, informó que hasta medio millón de sus clientes podrían sufrir apagones y en algunos casos la pérdida de electricidad podría prolongarse por varios días.

La tormenta, denominada “David” ya ha afectado un amplia área del sur sureste de Estados Unidos, dejando cerca de 28 centímetros de nieve en Lubbock, Texas.

El NWS indicó que las nevadas en el sureste y la costa del Atlántico medio probablemente continuarán hasta la noche del domingo como parte de una “tormenta de invierno de alto impacto”.

El NWS dijo que la tormenta se extendería desde el noreste de Georgia hasta el centro de Virginia.

Más de mil vuelos han sido cancelados este domingo hacia y desde el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas de Carolina del Norte, según el sitio de monitoreo de vuelos FlightAware.

El aeropuerto es el segundo centro de tránsito más grande de American Airlines, que ha “reducido sus operaciones” debido al clima, informaron voceros de la terminal aérea.

Muchas iglesias en el área de Charlotte cancelaron los servicios de este domingo y la ciudad está preparando refugios de emergencia.

Los estantes de las tiendas de comestibles se han quedado sin pan, leche y otros alimentos básicos, informó la estación de televisión WSOC.

Alrededor de 13 millones de personas permanecen bajo advertencia de clima invernal en Arkansas, Tennessee y las Carolinas. Los gobernadores de Virginia y Carolina del Norte han declarado estados de emergencia.

Comments

comments