Tomás, un gran héroe

    0
    2654

    El nigropetense murió al intentar ayudar a afectados por Harvey

    Por: Orquídea López Allec

    Piedras Negras, Coah. Tomás Carreón Esquivel, quien falleció al llevar ayuda y tratar de rescatar a personas que se encontraban incomunicadas en Houston, Texas, junto con el locutor y DJ Alonso Guillén, también originario de Piedras Negras, Coahuila.

    El joven de 25 años de edad, tenía seis días desaparecido, luego de que el 29 de agosto viajó de Lufkin a Houston, Texas, para apoyar a los damnificados del Huracán Harvey.

    Según lo que relata el único sobreviviente de la tragedia su otro amigo Luis Ortega, en que fallecieron los dos jóvenes rescatistas, Tomás iba en la corriente al parecer ya desmayado, presuntamente por golpearse con algún objeto que llevaba el afluente.

    Su gran amigo, Alonso Guillén, al verlo pasar en la corriente, se soltó del poste en el que se sostenía, para tratar de salvarlo y ambos fallecieron ahogados.

    Tomás era un joven muy entregado a su familia, a sus amigos, a la comunidad, porque siempre buscó la forma de ayudar cuando se requería, por eso no dudó en ir a rescatar y llevar víveres a personas incomunicadas por los estragos del huracán Harvey, a Houston, Texas, a dos horas aproximadamente de Lufkin.

    El joven padre de familia, se fue a radicar a Estados Unidos cuando apenas tenía ocho años de edad y era el mejor amigo de Alonso, tanto que incluso a su hijo mayor le puso de nombre Tomás Alonso.

    Tomás Carreón Esquivel, nació el 20 de marzo de 1992 en Piedras Negras, Coahuila, hijo del matrimonio formado por don Tomás Carreón Hidrogo y doña María Amalia Esquivel.

    Como único hijo varón del matrimonio, cuidaba y quería mucho a sus hermanas Ruth Alejandra y Claudia.

    Inició sus estudios primarios en la escuela Francisco P. Estrada, ubicada en el centro de la ciudad, pero al cumplir sus ocho años de edad, emigró a Estados Unidos junto con su familia en busca de mejores oportunidades.

    Realizó sus estudios en escuelas de Lufkin, Texas, ciudad que se tornó entonces en su segunda tierra y donde conoció al amor de su vida, Stephany, con quien se casó muy jovencito.

    Trabajaba como mecánico en el taller de su papá el señor Tomás Carreón, siempre con mucha responsabilidad, dado que buscaba que sus tres pequeños hijos Tomás Alonso de 6, Keyla de 5 y Katie de 1 año, no les faltara nada.

    Le gustaba mucho el futbol y por ello tenía equipos de una liga en Lufkin, pero también era muy comprometido con la comunidad y con todas las causas nobles, por lo que no dudó en acudir a ayudar a los damnificados del huracán, aún y cuando su esposa le pidió no arriesgarse.

    Así, acompañado de su amigo Alonso Guillén (DJ8) y Luis Ortega (único sobreviviente de la tragedia), emprendió el viaje a Houston, acompañados de un bote, el cual fue volteado por la corriente.

    Su gran amigo Alonso, trató de salvarlo, ya que Tomás al parecer fue golpeado por algún objeto e iba inconsciente, pero fue en vano, la feroz corriente de agua, se los llevó a ambos en sus fauces y ambos jóvenes que tenían la intensión de ayudar a mucha gente, fallecieron.

    Parte de su familia en Piedras Negras, acudió al velorio, otros no pudieron asistir, pero se enorgullecen enormemente de Tomás, quien para ellos fue un gran héroe, quien sacrificó su vida por ayudar.

    Según algunos datos, el huracán Harvey ha tenido alrededor de 38 víctimas fatales, 32 mil personas evacuadas y la apertura de 232 refugios en Texas.

    Grandes Amigos
    » Tomás y Alonso eran los mejores amigos, a tal grado que el primogénito del primero se llama Tomás Alonso.
    » Los dos vivían en Lufkin, a dos horas de Houston. La solidaridad los hizo salir en lancha a prestar auxilio a los damnificados.

    Comments

    comments