Texas debe revelar quién le surte fármacos para ejecuciones

0
454

La Suprema Corte ratificó el fallo al negarse este viernes a intervenir en el caso

Por: Notimex

Estados Unidos.- La Suprema Corte de Texas ratificó hoy un fallo de una corte inferior que obliga a las autoridades estatales a identificar a la farmacia o laboratorio que abastece al estado los medicamentos utilizados en las ejecuciones de los reos.

La Suprema Corte ratificó el fallo al negarse este viernes a intervenir en el caso, sin emitir comentarios.

El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ), a cargo de conducir las ejecuciones en la entidad, ha evitado durante años identificar a quienes le proveen de los fármacos necesarios para formular la inyección letal.

La entidad argumenta que la publicidad disuadiría a los proveedores de vender al estado los medicamentos requeridos para las ejecuciones, por temor a las protestas y amenazas de los opositores a la pena de muerte.

Sin embargo, la Tercera Corte de Apelaciones, con sede en Austin, dictaminó en mayo de 2017 que el TDCJ tenía que proporcionar esa información, a pesar de su argumento de que hacerlo podría poner en peligro al proveedor.

Los demandantes, Maurie Levin, Naomi Terr y Hilary Sheard, tres abogados que representaban a presos sentenciados a muerte en Texas, expresaron su confianza en que el estado finalmente cumplirá la orden original de la Corte estatal de 2014, que exigía divulgar dicha información.

“La decisión de hoy es una victoria para los principios fundamentales de transparencia y gobierno abierto”, sostuvo el abogado Levin en un comunicado.

Texas ha luchado continuamente para no identificar a quien le provee los fármacos para su inyección letal, al argumentar que la revelación de la identidad de la farmacia o laboratorio se traduciría en el acoso a esa empresa y plantearía problemas de seguridad graves para la compañía y sus empleados.

El TDCJ ha manifestado también que la revelación del nombre tendría un impacto significativo en la capacidad de ese departamento para llevar a cabo ejecuciones encomendadas por la ley estatal.

Tras la decisión de la Suprema Corte de Texas, el estado tiene un plazo de 15 días para presentar una moción a fin de que esa corte reconsidere su decisión.

La disputa por conocer el nombre del proveedor de los fármacos se produce a raíz de la escasez de los compuestos usados en la inyección letal, lo que ha motivado a las entidades que aplican la pena de muerte a buscar nuevos proveedores y nuevas drogas que puedan ser utilizadas para las ejecuciones.

La escasez es propiciada por la negativa de las compañías farmacéuticas a suministrar los medicamentos necesarios para realizar las ejecuciones y de las farmacias para preparar los compuestos requeridos para asegurar una muerte rápida.

Varias de las compañías farmacéuticas con sede en Europa, donde se tiene una larga tradición de oposición a la pena de muerte, han dejado de vender estos medicamentos a los sistemas penitenciarios de las entidades estadunidenses que aplican dicho castigo.

Texas y otras entidades que aplican la pena de muerte se han visto forzadas a recurrir a farmacias que fabrican fármacos personalizados bajo pedido y adoptan nuevas mezclas no probadas, a fin de abastecerse de lo necesario para llevar a cabo las ejecuciones.

Comments

comments