Sting conquista el Auditorio Nacional

0
104

Todos recordaron la nostalgia de hace algunas décadas

Por Agencias

Ciudad de México.– En su regreso al país, el cantante británico Sting ofreció una velada íntima en el Auditorio Nacional, como parte de su gira “57th & 9th Tour”, al que asistieron 10 mil seguidores, quienes gozaron de una “lluvia” de éxitos.

Este recinto se convirtió en una máquina del tiempo, en el que durante 90 minutos y la interpretación de más de 20 piezas, todos recordaron la nostalgia de hace algunas décadas.

El anfitrión, quien interactuó esporádicamente con sus seguidores, conquistó a los mexicanos con su talento y entrega total sobre el entarimado, en el que diversos juegos de luces aderezaron el show.

Cuando el reloj marcó las 21:23 horas las luces de este coloso, ya se habían apagado, para darle la bienvenida al vocalista, quien apareció en escena con una playera y un bajo que tocó toda la noche.

De inmediato el ganador del Grammy arrancó esta presentación con el tema “Synchronicity II” con el que calentó motores para este recital, en el que se ganó muchos aplausos y muestras de cariño.

Pero la euforia de la gente se multiplicó cuando se escucharon los cortes “Spirits in the material world”, “Englishman in New York” y “Can’ t stop thinking about you”, pues las personas empezaron a corear e incluso la mayoría se levantó de sus butacas, para moverse al ritmo de estas melodías.

El músico nominado al Óscar, estuvo acompañado por los guitarristas Dominic Miller y Rufus Miller, junto con Josh Freese (batería); los coros estuvieron a cargo de hijo Joe Sumner y la banda de tex mex The Last Bandoleros, estos dos últimos también fueron los teloneros de este concierto.

De igual manera, el ex integrante del grupo The Police recibió grandes ovaciones, tras mostrar su talento en “One fine day”, “She’ s too good for me” y “Seven days”, en el que invitó a los presentes a cantar con él.

“Muchas gracias, buenas noches querido público, me siento feliz y honrado de estar en la Ciudad de México una vez más”, declaró Sting a sus fanáticos, en esta primera de dos fechas agendadas en este auditorio.

Segundos después presentó a sus invitados y continuó la fiesta con “Every little thing she does is magic” “Fields of gold”, “Petrol head” y “Down down down”, que fueron recibidas por la gente con alegría.

El rubio cantante supo combinar los momentos románticos y de mayor festividad en esta cita en el que agradeció a su séquito, al que emocionó con “Shapes of my heart” y “Message in a bottle”, tema que sonó a dueto, por unos minutos, con Sumner.

“Más fuerte por favor”, pidió Gordon Matthew Thomas Sumner, su nombre verdadero, al escuchar que bastantes cantaban los hits “Ashes to ashes”, “50,000”, “Walking on the moon”, “So lonely”, “Desert rose” y “Roxanne”.

El único cambio de vestuario que tuvo fue hasta el final con “Fragile”, en el que reapareció, ahora con una playera blanca, previamente cantó a todo pulmón “Next to you” y “Every breath you take”, con el que se vivió el climax de esta reunión. “Muchas gracias a todos”, dijo antes de salir del escenario.

Comments

comments