Sólo estaban trabajando, los asesinaron en el bar

0
309

Enrique y Germán fueron cruelmente asesinados mientras cumplían con sus labores.

Por: Agencias.

Culiacán, Sinaloa.- Un par de pistoleros portando armas conocidas como “matapolicías” y 9 milímetros dispararon contra el bar Los Reyes, en el sector Tres Ríos, dejando saldo de dos empleados sin vida y dos más heridos.

Uno de ellos resultó ser un cliente del lugar.

Por este crimen, el negocio tuvo que ser clausurado por autoridades estatales. Los fallecidos respondían a los nombres de Enrique de Jesús “N” y Germán “N”, de 34 años; mientras que los sobrevivientes son Adal “N”, de 29 años, y Alberto “N”, de 43.

LOS HECHOS

Cerca de las 01:30 horas, en el centro nocturno que está ubicado por el bulevar Enrique Sánchez Alonso fuertes detonaciones se dejaron escuchar.
Un grupo armado llegó en varios vehículos, y al estar en el exterior del bar comenzó a disparar en repetidas ocasiones.

Las balas entraron por los cristales, lesionando a cuatro personas.

Una de ellas quedó tendida adentro ya sin vida; mientras que los otros tres fueron auxiliados y llevados a diversos hospitales de la ciudad, pero uno de ellos había sido declarado muerto.

Luego del atentado comenzaron a llegar elementos de las diferentes corporaciones, entre ellos el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM), Óscar Guinto Marmolejo, quien atendió a los representantes de los medios de comunicación dando a conocer lo ya antes mencionado, y al ser cuestionado sobre los responsables dijo no tener mayor información sobre el número de agresores.

La zona quedó fuertemente resguarda para que las autoridades competentes comenzaran a trabajar en el lugar.

En la escena del crimen quedaron regados los cascajos, mismos que fueron ubicados por peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Asimismo, se encontraron más indicios que se hallaban tanto dentro como fuera del bar Los Reyes.

El cuerpo de la persona que se hallaba muerta en dicho centro nocturno horas después fue sacado y depositado en el anfiteatro para practicarle la autopsia de ley.

CON LA CARA TAPADA

La Fiscalía General del Estado acreditó como primera hipótesis que fueron al menos dos personas encapuchadas las que cometieron el atentado contra personas que estaban en el bar.

El vicefiscal regional de la zona centro, Miguel Ángel Valdez Zazueta, aseveró que todo indica que se trató de un ataque directo contra las víctimas, ya que tres de los atacados laboraban en dicho establecimiento.

“Todo parece indicar que fue un ataque directo”, asentó.

Confirmó que de los tres empleados, dos lamentablemente fallecieron y un tercer trabajador resultó con lesiones.

Precisó que otro de los heridos era cliente del establecimiento.

Hasta ayer —dijo—, el reporte de las personas heridas es que eran reportados como estables de salud.

Valdez Zazueta reveló que se tiene acreditado mediante los indicios balísticos que se usó un arma 9 milímetros y una 5.7 x 28, de las conocidas como “matapolicías”.

Además, dijo que no se tienen indicios que en este hecho haya habido una discusión previa, pero solicitó tiempo para seguir realizando las investigaciones.

“No tenemos ese dato de que haya habido una discusión, algún desacuerdo o algo por el estilo”.

Mencionó que parte de las investigaciones es establecer si los atacantes estaban ya en el lugar o solo llegaron a perpetrar los hechos.

¿RELACIÓN O NO?

El vicefiscal regional fue claro en decir que la Fiscalía no puede descartar ninguna línea, inclusive que estos hechos pudieran estar relacionados al primer atentado del pasado 12 de octubre, día en el que murió la joven Zulema.

El funcionario estatal dijo no recordar si el personal atacado estaba o no el día del primer atentado.

Insistió en que paralelo a lo acontecido en la madrugada, la Fiscalía presenta avances importantes del primer hecho.

¿Estos hechos violentos perjudicarán las ganancias en los centros nocturnos de Culiacán?

CLAUSURA

En apego a la ley, la Dirección de Inspección y Normatividad clausuró de inmediato el bar donde sucedieron los hechos de sangre la madrugada de este viernes.

El titular de esta área, Arturo Torres Sato, informó que el establecimiento fue cerrado por los inspectores desde las 01:55 horas, una vez que personal de la Fiscalía hizo las indagatorias, así como de la misma manera se suspendió la licencia de venta de alcohol del negocio y se le multó económicamente.

Advirtió que esperarán el parte oficial de la Fiscalía General, como autoridad investigadora, a fin de determinar si se cancela en definitiva o no la licencia para la venta de alcohol.

El funcionario estatal, quien lamentó lo sucedido, afirmó que se están cuidando los debidos procesos administrativos e investigación a fin de no incurrir en injusticia hacia las partes.
Torres Sato sostuvo que en la administración de Quirino Ordaz se han hecho un sinfín de clausuras temporales y definitivas de centros nocturnos que han incumplido la norma, así como aplicado multas.

REUNIÓN CON LOS DUEÑOS DE LOS BARES

Fortalecer la seguridad dentro de los bares y los antros del estado mediante cámaras de seguridad y arcos detectores deberán ser prioridad de los empresarios a quienes el gobernador Quirino Ordaz Coppel señaló deberán invertir con la finalidad de que no ocurran más incidentes dentro de estos lugares.

Debido a esto, buscará reunirse con dueños de estos establecimientos y plantear estrategias de seguridad.

SEGURIDAD

El secretario de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, declaró que ante el hecho registrado en el bar harán un reforzamiento entre los grupos de seguridad para que se intensifiquen los operativos de revisión en este tipo de establecimientos; así como para que dentro de los centros nocturnos se realicen revisiones para evitar que ingresen personas con armas de fuego.

ZONA PELIGROSA Y MARCADA

La vida nocturna en el sector Desarrollo Urbano Tres Ríos se ha visto opacada por el libre actuar de grupos criminales que aprovechan el descuido de los cuerpos de Seguridad sin que estos hayan actuado de inmediato como debería en una zona concurrida por jóvenes y adultos de todas las edades, quienes salen a divertirse cada fin de semana en los bares que se encuentran ubicados sobre todo en el bulevar Enrique Sánchez Alonso.

Sobre esta vialidad en este 2017, delincuentes armados le arrebataron la vida a siete personas, tanto afuera como adentro de donde se ubican los centros sociales.

Todo empezó la madrugada del 24 de febrero, cuando en el bar El Pirata personas se ambientaban con música variada, pero ocurrió un altercado entre un cliente y personal de dicho inmueble. Debido a esto, uno de los presentes salió a tomar un “cuerno de chivo” y lo accionó en contra de quienes disfrutaban la noche al calor de las copas.

En ese evento violento murieron tres personas, una de ellas de origen cubano, una menor y un empleado, y resultaron lesionadas varias más.

El lugar tuvo que ser clausurado, y desde entonces aún continúan las investigaciones para esclarecer el triple homicidio.

Nueve meses después, en el bar Los Reyes, pero en el área del estacionamiento, tras originarse una riña, un pistolero ejecutó a la joven Zulema e hirió a su hermana.

El crimen ocurrió en horas de la madrugada del día 12 del mes pasado.

Hace una semana acabaron con la vida de Edwin de 20 años. Foto: EL DEBATE
Mientras que a inicios de este mes de noviembre también en el área de estacionamiento dieron muerte a Edwin “N”, quien se hallaba a las afueras de un centro nocturno, pero no se confirmó si había salido de ahí.

Comments

comments