Sin saber, vivió casi un mes entre muertos

0
2269

Saber que en su patio había cuatro cadáveres inhumados en forma clandestina aún le sorprende

Por: Agencias

Ciudad Juárez.- Las fosas abiertas por los peritos especializados en la escena del crimen fueron cubiertas por el inquilino de la casa marcada con el número 8420 de la calle Pablo Herrera.

“A mí no me dieron información, se la dieron a la dueña de la casa. Hoy cumplo mi primer mes rentando en esta casa”, dice la mujer mayor que pide no ser retratada, pero que accede de buena gana a la entrevista.

Saber que en su patio había cuatro cadáveres inhumados en forma clandestina aún le sorprende y desde el lunes empezó a hacer oración para el descanso de las almas torturadas y sepultadas en la primera fosa clandestina localizada en la ciudad este 2017.

“Nunca me imaginé que nos fuera a pasar una cosa así, nosotros no olíamos nada feo”, asegura la ama de casa acostumbrada a los malos olores de la colonia situada en la colina de la colonia Juanita Luna, al norponiente de la ciudad.

“También voy a orar por quienes cometieron esos asesinatos, para que no vuelvan y para que se arrepientan y pidan perdón”, confía la mujer que profesa la religión cristiana y no pasó por alto algunos sucesos sobrenaturales que asegura vivió a los pocos días de llegar a esta casa.

“Yo uso un pandero para hacer las alabanzas y donde lo dejaba me lo movía de lugar; mi esposo me preguntó de quién eran unos monitos que estaban arriba del refrigerador y cuando los iba a bajar para mostrármelos ya no estaban”, recuerda la mujer tras la ventana.

Ahora la Fiscalía trabaja en la identificación de los restos de la primera fosa clandestina detectada en el presente año.

Alejandro Ruvalcaba, vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE), dio a conocer que los médicos legistas trabajan en la identificación de las víctimas y los estudios forenses para establecer el tiempo de muerte.

En el exterior de la vivienda aún se observan los cordones rojos que alertaban a los vecinos sobre la labor pericial.

La inquilina asegura que los agentes trabajaron tres días seguidos y al terminar dejaron tremendos hoyos abiertos y le dijeron a su esposo que él los cerrara.

A pesar de que se trata de un adulto de avanzada edad, los investigadores se limitaron a recabar las evidencias y se fueron del lugar.

Comments

comments