Sigue cerrada la carretera 57, obstaculizada con cientos de toneladas de material pétreo

0
207

Abren carril, solo para personal de Capufe que evalúa daños

Por Ernesto Acosta 

Arteaga, Coah.- La carretera 57 continúa bloqueada, a la altura del kilómetro 230, por el deslave provocado por la depresión tropical “Hanna”, con cientos de toneladas de material pétreo que la lluvia arrastró desde la parte alta de la sierra.

Antes de las 15:00 horas de este lunes, se reabrió el carril derecho, en el sentido de circulación de norte a sur, sin embargo, solamente para que pasara personal de Caminos y Puentes Federales a fin de inspeccionar la carretera y evaluar daños.

El domingo por la tarde, ambos sentidos de la circulación quedaron enterrados, lo mismo que un vehículo en el que viajaba una pareja alrededor de las 15:00 horas del domingo. De milagro, los ocupantes de la unidad alcanzaron a salir y escapar del peligro de muerte.

La mañana de este lunes, iniciaron los trabajos para retirar el material. Elementos del Ejército Nacional, a mano limpia, quitaban grandes piedras, en un afán por dejar libre al menos un carril.

Unos cuantos trabajadores de Caminos y Puentes Federales llegaron alrededor del mediodía, pero poco o nada hicieron, pues empezó a llover y pararon labores.

Una retroexcavadora y un “minicargador” fueron utilizados para limpiar el carril derecho, en el sentido de circulación de norte a sur.

Trascendió que, a la altura de Los Chorros, los túneles y puentes sufrieron daños en las estructuras debido a que la corriente de agua habría socavado las bases y cimientos, lo que evaluaría Capufe.

Personal que trabaja en el retiro del material informó que, si la lluvia se intensifica y se prolonga, será imposible continuar los trabajos, pues en la parte alta de la sierra la intensa lluvia abrió dos “abras” o “culebras”, de las que se deslizaron alrededor de 250 de toneladas de material pétreo.

El peligro es mayor que el domingo, pues la sierra está reblandecida por la lluvia que solo para por unos minutos y luego continúa y arrecia, de manera que no pueden arriesgarse a permanecer con las labores.

Comments

comments