Si sufres estos síntomas, quizá tus audífonos te están dañando

0
102

Entre los síntomas a los que hay que prestar atención está el levantar mucho la voz, no entender a la primera vez una conversación, zumbidos en el oído y dolores de cabeza.

Por: Agencias

Ciudad de México. Frente al uso cotidiano de los audífonos, expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social dieron a conocer los síntomas que se presentan por alguna afectación en el oído.

Luis Guillermo Lozano Muela, otorrino en la Unidad Médica número 68 del IMSS, ubicada en la ciudad de Chihuahua, señaló que el volumen muy alto puede ocasionar sordera.

Los síntomas más comunes de que una persona está sufriendo alguna afectación en su estado de salud, es porque comienza con dolor de cabeza que va en aumento, molestias de oído generando problemas para escuchar o entender una conversación, afirmó.

Mencionó que las personas pueden notar algunos signos de alerta si tienen que poner el timbre del celular al máximo volumen para poder escucharlo.

También, levantan demasiado el tono de voz al estar platicando con otra persona, o piden constantemente que se repita la conversación, porque no entienden lo que se está diciendo.

El especialista comentó que finalmente aparece el “acúfeno” que es un silbido de tono agudo que inicialmente se presenta de manera esporádica, pero luego se hace permanente.

Los audífonos deben escucharse por lapsos de tiempo corto y que el volumen no supere los 80 decibeles, porque un mayor nivel, puede causar daño al oído interno o incluso hasta romper el tímpano si es un ruido intenso súbito.

Algunas personas utilizan reproductores musicales mientras practican ejercicio, pero esto puede ocasionar que se aíslen del ruido externo, distraerlos y quedar propensos a sufrir algún accidente.

Por esa razón, dijo, se recomienda sólo usarlo en un oído, alternándolo con el otro, de esta manera podrá seguir alerta a sonidos ambientales.

Además el sudor, al quedar atrapado entre el oído y los audífonos, podría generar hongos y con la humedad la proliferación de bacterias, favoreciendo una infección aguda, en esa parte del cuerpo.

Es muy importante que al momento de realizar la limpieza general del cuerpo, se ponga especial atención en secar bien los oídos, sin meter cotonetes u objetos al canal auditivo; con ello se evitaría cualquier infección al quedar rezagada agua.

Indicó que en años anteriores los problemas de audición eran debido a la degeneración auditiva por envejecimiento o por alguna enfermedad.

No obstante, el uso cada vez más frecuente de estos artículos, ha ocasionado que personas más jóvenes, incluso niños, sufran de afectaciones que pueden ser irreversibles como el trauma acústico crónico.

El Seguro Social, exhorta a todos los derechohabientes para que cuiden su salud y sean conscientes de los daños que puede provocar el uso excesivo de estos aparatos.

Ante esto, se recomienda que no se utilicen por más de dos horas diarias y que siempre sea a un volumen moderado. Tomar estas medidas preventivas puede en un futuro evitar molestias en la salud.

Comments

comments