Sexoservicio, en jaque por el VIH

0
949

Se trata de “la peor crisis de enfermedades en el oficio del sexoservicio, tanto mujeres como hombres están infectados, no se tratan y siguen trabajando

Por: Rosalio Gonzalez 

Saltillo, Coahuila.- Las sexoservidoras son una población vulnerable al VIH; los locatarios de la Ciudad Sanitaria denunciaron a las autoridades de salud y del Municipio “por su incapacidad de regular la prostitución clandestina”; los estragos se han disparado y en la Zona de Tolerancia cada fin de semana descubren nuevos infectados.

Se trata de “la peor crisis de enfermedades en el oficio del sexoservicio, tanto mujeres como hombres están infectados, no se tratan y siguen trabajando; nosotros no los dejamos entrar a la Zona pero siguen trabajando en el Centro y en otros sitios”.

“No pasa fin de semana sin que en la puerta (de la Zona de Tolerancia) detecten a trabajadoras infectadas con algo: papiloma, VIH, herpes, hasta gonorrea hay y todo es porque las dejan trabajar en lugares donde nadie les pide que se pongan condón y las personas que tienen relaciones con ellas o ellos pasan la enfermedad a sus esposas y se hace la cadena”, comentaron los propietarios de bares en la Zona.

“De la prostitución clandestina la autoridad es la responsable porque nosotros les hemos advertido dónde están ejerciéndola y les dijimos con tiempo que los casos de enfermos están aumentando pero en el Municipio no nos creen, no nos quieren ni recibir, ahora que se hagan responsables”, comentó la directiva de los locatarios.

En la entrada de la Ciudad Sanitaria se encuentra personal que brinda seguridad al lugar y que también le realiza los estudios a las personas que se dedican al sexoservicio para evitar la propagación de infecciones, “y cada fin de semana que suben las chicas ahí paran a una por lo menos, que ya no puede trabajar porque tiene algo mal en su salud”.

Los locatarios no solamente están preocupados por las pérdidas económicas sino también por la salud, “el dinero se recupera pero con una enfermedad como el sida no se juega, es algo de vida o muerte que la autoridad nos escuche y atienda este problema rápido”.

Comments

comments