“Sergio pidió ayuda a las autoridades”: esposa de Sergio Lozano ex alcalde de Allende

0
36919

 “Mi marido se separó un rato, lo vi hacer una llamada, eso es lo que yo recuerdo ¿cuál es su pecado? No haber salido, fue que el se presentó a trabajar se presentó en la presidencia. El hizo una llamada de ayuda”, comentó.

Redacción: Dariela Macías Cervantes
Imágenes de Víctor Falcón

Allende, Coah.- Ana Luisa López Lozano, esposa del ex alcalde de Allende, Sergio Lozano Rodríguez habló en exclusiva para SCH12 de los difíciles momentos que su familia y los habitantes del municipio que fue gobernado por su marido vivieron el domingo 20 de marzo del 2011

“Nos quedamos en Allende para que, mi hijo pudiera asistir a su compromiso, fue a su fiesta estuvimos nosotros esperando en casa, mientras el obviamente compartía con sus amigos llegado el momento vamos a recogerlo, llegó su hora fuimos, una nueva salida porque mi hijo deseaba unos minutos más, se recogió estábamos en casa, cuando lo que escuchamos fue un ruido, tan fuerte que nos asustó, pero era de noche, no se veía nada en realidad, yo no puedo hablar sobre de lo que vi y no vi, no hay manera de que por mi casa se pueda ver”.

“Nosotros nos asuntamos por el ruido, porque lo recuerdo porque sería prácticamente olvidarlo, el y yo tratamos de proteger a los hijos, de inmediato, no supimos a que acontecía el ruido tratamos de ver donde estaban nuestras otras hijas, que permanecían en la planta alta de la casa, nos remitimos a buscar a las niñas, fuimos a ponerlos a ellos donde nosotros consideramos que estaban a salvo”.

Aseguro que la mañana siguiente su esposo Sergio Lozano se presentó a trabajar llamando a una junta urgente con el personal de su administración

“Mi marido se separó un rato, lo vi hacer una llamada, eso es lo que yo recuerdo ¿cuál es su pecado? No haber salido, fue que el se presentó a trabajar se presentó en la presidencia. El hizo una llamada de ayuda”, comentó.

¿A quién le habló? Yo supongo que al Estado, con quien habló no lo sé, yo supongo que habló con autoridades o personas indicadas, quiero suponer y me manifiesta, tuvieron una junta se expuso todo y a partir de allí, se empezó a trabajar, con las autoridades a quienes les corresponde.

¿Cuál es el delito? Lo acusan de que el estaba afuera ese es su delito, esa es la razón por la cual él está allí, en la cárcel donde no debe de estar.

¿Cómo se enteró de su detención? Casi a las 12 del mediodía se enteró que fue un secuestro por la forma, nadie me supo dar ninguna orientación, yo no sabia de él, que podía pensar, que se puede pensar, tenía que partir de algo, y buscar quien me ayudaba a saber donde estaba desde las 8 de la mañana yo supe hasta las 12 del medía.

Narró el calvario que ella y su familia han tenido que pasar con la detención de su esposo a quien la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila acusa de secuestro agravado.

LA DETENCIÓN:

“Señora vinieron a decirme que al patrón lo levantaron, lo encapucharon, lo robaron, como es posible que me dicen que entonces no fueron secuestradores, o la autoridad tiene permiso a tanto, yo no entiendo, sus tarjetas de crédito estaban haciendo mal uso, su celular desapareció, pero de rato se encontró.

A pesar de que su familia le pidió que por su seguridad dejara las riendas del municipio, él se negó asegura su esposa a pesar de no contar con seguridad o vehículo blindado como lo tuvieron otros alcaldes.

“Porque muchos dicen, si no podía que lo deje, lo hubiera dejado, yo como esposa, como madre y el le contestó que es el camino más fácil de tomar, que el lo deja se limpia las manos y se va”.

Además afirma que nunca conocieron lo que era un vehículo blindado.

Finalmente este fue el llamado que hizo a las autoridades de Coahuila.

Pido y estoy segura de ello, porque esa confianza me lo da la ley, mi derecho, lo justo y la verdad. No hay nada con que puedan tenerlo allí, no hay razón, ni motivo, no hay una acusación. Asegura que tiene un escrito donde pidió ayuda. Claro que se pidió ayuda.

Comments

comments