Se suicida en Texas testigo clave de PGR

0
175

Sus víctimas tenían 13 años y 14 años de edad

Por: Agencias 

Estados Unidos.- José Salvador Puga Quintanilla, quien colaboró con la PGR como testigo informante bajo la clave de “Pitufo”, en casos contra ex funcionarios y narcotraficantes mexicanos, se suicidó en una prisión de Texas en febrero de este año.

De acuerdo a registros estatales citados por el diario San Antonio Express News, el personal penitenciario encontró a Puga con una cuerda alrededor del cuello.

“En febrero, el personal de la Unidad Garza West del Departamento de Justicia Penal de Texas en Beeville, encontró a Puga con una cuerda alrededor del cuello, según un informe de la prisión. Una investigación determinó que Puga, de 35 años, se había suicidado”, señaló el periódico texano.

El año pasado, Puga fue sentenciado a 35 años de prisión por dos cargos de agresión sexual contra un menor.

Sus víctimas tenían 13 años y 14 años de edad, según la Oficina del Fiscal del Condado de Cameron.

Puga no era un ciudadano de los Estados Unidos y la oficina del fiscal del condado de Cameron dijo que no sabía qué estatus legal tenía.

Pero “Pitufo”, reconoció ante el juez que ingresó a Estados Unidos en forma ilegal en 2011 y estableció su residencia en la ciudad de Brownsville, donde se dedicaba a la construcción.

Aunque su muerte ocurrió en febrero no trascendió hasta ayer.

En abril de 2013, los fiscales informaron que Puga sería presentado como testigo en el juicio de lavado de dinero contra José Treviño Morales, el hermano del líder del cártel de los Zetas, Miguel Treviño Morales, y el empresario veracruzano, Francisco Colorado Cessa, ambos condenados a 20
años de prisión.

Puga no testificó en ese juicio en Austin. Después los fiscales dijeron que no lo necesitaban para probar su caso.

Un agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), testificó durante una audiencia de sentencia de septiembre de 2013 que “Pitufo” había dicho a los investigadores que se reunió con Treviño en Dallas para discutir sobre narcóticos y describió una reunión entre

Colorado y miembros de los Zetas en México y que el cártel envió 50 millones al empresario en algún momento entre 2008 y 2009.
Su participación en la Corte de Distrito Oeste en Austin se desechó porque funcionarios mexicanos informaron a los fiscales que le habían perdido confianza al rendir testimonios falsos en contra el General Tomás Ángeles Dahuahare.

A principios de ese mes, el caso contra Noé Ramírez Mandujano, ex jefe de la unidad del crimen organizado en la Procuraduría General de la República, también se deshizo. Los Estados Unidos habían ayudado en la investigación que llevó a las detenciones de Ramírez y Ángeles.

Según el testimonio, Puga, quien fue el testigo clave de la PGR, durante el gobierno de Felipe Calderón fue detenido por primera vez en 2007.

Comments

comments