‘Se la juegan’ automovilistas en carreteras

0
2240
Foto: Especial

 Viajeros prefieren conducir en caravanas para sortear un posible asalto en despoblado.

Por: Redacción

Rosalío González | Luis Durón | Saltillo, Coah.- Si bien para el programa Paisano se involucran 21 dependencias que conjuntan esfuerzos para evitar que los connacionales sean víctimas de robos y extorsión en carretera, la protección para los viajantes nacionales, en cuanto a seguridad y asistencia en el camino, es nula e incluso tortuosa cuando se trata de denunciar un acto delictivo.

La vigilancia carretera se limita a observar las entradas y salidas de vehículos en los límites de la ciudad, mientras los testimonios hablan de puntos precisos en donde no llega el auxilio vial; los paraderos de emergencia sólo tienen botes de basura y no hay teléfonos de emergencia.

No hay presencia de la Policía Federal Preventiva en puntos de riesgo por reparaciones, tramos peligrosos o donde disminuir la velocidad evitaría accidentes, mucho menos hay unidades de auxilio y quienes sufren un percance deben llegar hasta las casetas para poder solicitarlo.

Los “retenes” donde se concentra la presencia policiaca e incluso el Ejército, son simples puntos fijos donde una inspección visual basta para considerar que un vehículo es sospechoso o no.

Según la información del Instituto Nacional de Migración, a partir del 1 de noviembre inició este operativo, sin embargo, un recorrido efectuado por Zócalo Saltillo evidenció la ausencia de autoridades en puntos carreteros donde se han registrado desde robos a pedradas hasta asaltos en autobuses de pasajeros, por lo que finalmente ni los paisanos ni los nacionales gozan de protección.

Vías a Saltillo, a merced del hampa

En los últimos días se ha incrementado la inseguridad en las carreteras circundantes a Saltillo con la aparición de una banda de asaltantes que opera en la autopista Monterrey-Saltillo y recientemente en la Torreón-Saltillo.

Zócalo Saltillo realizó un recorrido por las principales vías federales y estatales aledañas a la ciudad con la finalidad de constatar las condiciones de seguridad en las carreteras, en víspera de la temporada decembrina, cuando se incrementa el flujo de automovilistas debido a la llegada de los paisanos.

Según personal de la Policía Federal División Caminos, la carretera más transitada de la región es la 57, la cual cruza Coahuila desde Piedras Negras hasta el sur, conectando el norte del país con el Centro.

Lo peor pasa en el transcurso de las vías: autobuses y coches descompuestos sin auxilio y a merced de ser robados, comerciantes atemorizados, autoridades que se pasan la responsabilidad unas con otras y ladrones que han encontrado un nuevo modo de operar.

LOS CHORROS-PUERTO MÉXICO

El tramo que le corresponde a la Región Sureste de Saltillo es el de Los Chorros-Puerto México, considerado como uno de los 10 tramos carreteros más peligrosos del país, debido al alto índice de accidentes que ocurren al año en esta vía.

En el recorrido hecho por Zócalo Saltillo, se pudo constatar que la carretera se encuentra en reparación, cada 5 kilómetros hay un paradero de emergencia, el cual sólo tiene botes de basura, pero en los más de 30 kilómetros que comprenden la vía no hay un solo teléfono para hacer llamadas de emergencia a las casetas cercanas.

Los automovilistas y traileros que circulan por esta carretera expusieron que en cuanto a seguridad la vía es tranquila, los incidentes más graves son los choques o las voladuras, debido a las curvas que hay a lo largo de la vía. Los señalamientos están visibles y en buen estado.

Personal de una gasolinera ubicada en la entrada a la autopista señaló que han tenido informes sobre asaltos que ocurren en la carretera a Monterrey. Algunos automovilistas manifestaron que es en el Libramiento Norponiente donde ocurren los incidentes, por eso han tomado la medida de viajar en caravana.

HUACHICHIL-DERRAMADERO

En el tramo Huachichil-Derramadero está desolado, son más de 30 kilómetros en los que no se observó una sola patrulla de la Policía Federal. Sobre esta vía el tráfico de vehículos es casi nulo.

En los últimos meses se registraron dos asaltos a camiones de pasajeros que viajaban a la Ciudad de México, ambos incidentes fueron reportados hasta que el autobús llegó a la caseta de Matehuala, debido a que en el camino no hubo presencia de la Policía Federal.

A ZACATECAS

Otra de las vías recorridas fue la carretera a Zacatecas, donde se pudo constatar que es una zona sin vigilancia, a pesar del tráfico constante de vehículos que se dirige a la zona industrial de Derramadero no hay vigilancia policiaca, sólo un retén de Fuerza Coahuila en el ejido Carneros, a partir de ahí la presencia de autoridades es nula.

Las brechas que cruzan la carretera a Zacatecas se han convertido en una de las zonas de paso de camiones llenos de migrantes ilegales, así como cargamentos de droga, los mayores decomisos se han realizado en este punto.

VÍA EN GRAN DETERIORO

En relación con la señalización de la carretera, los anuncios se encuentran deteriorados, en algunos tramos no hay nomenclatura, también faltan las barras de contención en las curvas pronunciadas.

Los automovilistas que circulan por esta vía señalaron que son pocas las veces que hay presencia de autoridades, sólo en el retén es donde se topan con elementos de Fuerza Coahuila.

Si llegara a ocurrir un accidente tendrían que caminar varios kilómetros para solicitar ayuda, ya que la señal de los celulares falla en algunos tramos y policías federales transitan poco por esta vía.

Todo en santa paz

Según el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Nacional, ni en Santa Catarina ni en Ramos Arizpe ha habido delitos de fuero común en las carreteras y en Saltillo solamente hay registro de uno en el mes de septiembre, que fue con violencia a un vehículo particular.

En Coahuila, 3 puntos rojos

En el estado hay tres puntos rojos en carreteras, donde delincuentes cometen asaltos contra automovilistas, alertó la Asociación de Hoteles en Coahuila, por lo que recomendó a los conductores a tomar precauciones si van a viajar durante la temporada decembrina que está por iniciar.

“La información que tenemos es que hay una alerta roja por la carretera Piedras Negras-Laredo, pero por hechos delictivos derivados de la frontera con Tamaulipas, estado que hasta la fecha no ha podido ser controlado”, expresó el secretario de la Asociación de Hoteles en Coahuila, Armando de la Garza Gaytán.

“Tenemos también unos reportes que se dieron en la carretera libre que va de Saltillo a Torreón, y debido a que es una carretera estatal, le hemos pedido a Gobierno del Estado que le ponga atención especial, pues no puede entrar la Policía Federal”, señaló.

Son los dos puntos con mayores problemas, pero dijo que también se tuvieron reportes, un poco aislado sobre la carretera de Saltillo a Monterrey, donde bandas del estado de Nuevo León entraban a territorio coahuilense, hacían diferentes acciones delictivas, sobre todo bandas que al parecer eran de colombianos y se regresaban.

Sobre el modus operandi de las bandas delictivas que actúan en carreteras, el entrevistado explicó que “se te cierran vehículos aparentemente policiacos, te ponen obstáculos en la carretera o te tiran piedras sobre el vidrio, todo eso para que te detengas”.

Ante el próximo arranque de la temporada decembrina, De la Garza advirtió que hay que tener cuidado mientras se viaja por carretera; “no levantes a personas ajenas, si ves un carro descompuesto y quieres ayudar es preferible marcar los teléfonos de emergencia, pero no te detengas, no vale la pena arriesgar a familiares por personas que no sabes cuáles son sus intenciones”.

Asimismo, recomendó a los automovilistas viajar “de sol a sol” y no detenerse en gasolineras que no se vean seguras.

Aunque en Coahuila ha mejorado mucho la seguridad, dijo que hay que aceptar que existen puntos rojos que hay que seguir atacando.

Carreteras de todos, responsabilidad de nadie

En Santa Catarina, un elemento de tránsito ubicado a la altura de la Universidad Tecnológico y encargado de vigilar la entrada y salida de vehículos, dijo que “no tenemos conocimiento de ningún inconveniente en la carretera, todo está normal, sí se puede transitar, solamente hay que tener precaución con la velocidad”.

Un elemento de la Policía Federal ubicado en la caseta de la autopista Monterrey-Saltillo comentó que “nosotros solamente nos encargamos de los operativos carrusel cuando hay mal clima, mientras tanto estamos aquí vigilando”, es decir, que ellos poco se involucran en el buen viaje de los pasajeros si no hay neblina ni lluvia.

Y elementos de GROM en Ramos Arizpe, ubicados en la entrada de la ciudad, dijeron a Zócalo Saltillo que “los encargados de supervisar la carretera son las autoridades municipales, nosotros estamos en un retén que nada tiene que ver con lo que usted me comenta (de los intentos de robo y vandalismo en la vía).

Semiabandonadas al vandalismo

Saltillo-Monterrey

Fue la primera carretera donde los delincuentes lanzaron piedras a los automóviles que por ahí transitan, los hechos sucedieron desde hace casi un mes; sin embargo, fue el domingo que la Policía de Santa Catarina logró detener a tres jóvenes con reservas de piedra.

“Los detuvieron antes de la caseta de cobro de la autopista, de Monterrey a Saltillo”, aseguró un elemento de la Policía Federal que vigila la caseta de la empresa Isolux Corsán, sin embargo, las denuncias de los automovilistas se han mudado a la carretera Saltillo-Torreón.

En el recorrido, Zócalo Saltillo se percató de que en los 95.6 kilómetros de la autopista de paga, no hay presencia de patrullas ni de ningún otro elemento de auxilio, no hay teléfonos para emergencias ni operativos carrusel a pesar de que pronto será la temporada vacacional y en la vía es nutrido el tránsito de paisanos que vienen de Estados Unidos.

A 10 kilómetros de la caseta se encontró un autobús con los pasajeros esperando sentados a la orilla de la vía, “tenemos media hora aquí y nadie ha venido, nos bajamos por el calor”, comentó uno de ellos; la negligencia es frecuente denuncia el chofer.

En la carretera la situación es similar, ahí un vendedor de ajos que vive y trabaja a la orilla de la Sal-Mty aseguró que “además de echarle piedras a los carros están tirándole a los animales. A mí me mataron dos chivas a pedradas y me robaron otras, por eso ahora cerramos temprano para no arriesgarnos”.

Saltillo-Torreón

El modus operandi utilizado en la carretera a Monterrey se ha repetido en la vía que va hacia Torreón, a diferencia de la otra, en esta ni siquiera hay una patrulla en la salida, está en el desamparo de la Policía.

A pesar de que su tráfico es alto y que por ella pasan desde tráileres hasta vehículos particulares, la carretera está semiabandonada y quedan unas pocas cafeterías y restaurantes en servicio, en ella no se ha detenido a ningún sospechoso de los intentos de robo o vandalismo.

En toda su longitud apenas se pudo ver una unidad de la Policía Municipal de Saltillo que recorrió sólo los primero 5 kilómetros de la vía y después se regresó hacia la ciudad, aquí también se encontró gente que necesitaba ayuda sin recibirla.

“Se me quedó el autobús, voy para Reynosa, pero creo que aquí no hay quien nos ayude. Tengo como una hora buscando la solución, pero la verdad es que no viene nadie a ayudar”, dijo el chofer de una línea de autobuses de pasajeros.

“Me comentaron en Torreón lo de las piedras en la carretera, pero cómo le hago, aquí se me quedó el camión, lo que voy a hacer es tratar de avanzar lo más que pueda”, comentó el conductor.

Comments

comments