Se dan gusto toreando en Chichimeco, con ejemplares de la ganadería de D´Guadiana

0
192

El ganadero Armando Guadiana Tijerina ofreció una comida a todos los presentes

Por: Francisco Vargas 

Ciudad de México.- Los jóvenes matadores de toros aguascalentenses Fermín Espinosa “Armillita IV” y Diego Emilio, se dieron gusto toreando el pasado fin de semana en la plaza de tientas de Chichimeco, donde expresaron su toreo de clase y profundidad, ante las vacas que fueron examinadas de la ganadería de D´Guadiana, así como el toro que se probó para semental de la misma dehesa zacatecana divisa color verde, blanco y rosa, propiedad del ingeniero coahuilense Armando Guadiana Tijerina, quien fue gran anfitrión de sus invitados especiales, encabezados por el gobernador del Estado de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; quien disfrutó de esta interesante labor de campo, al igual que los matadores de toros Fermín Espinosa Menéndez, Manolo Arruza y José Luis Herros; los ganaderos Manuel Arroyo, Francisco Guerra (padre e hijo), Jorge Medina (padre e hijo), Pedro Haces, Pepe Arroyo; estupendos aficionados como Emmanuel Carrillo, el doctor Manuel Aceves Rubio, Jose Ángel González “Paquín”, y su hermano Tito, Eduardo Neyra, Humberto Villarreal, José de Jesús Santana; y el reconocido beisbolista Jose Luis “Gato” García.

De las vacas que se tentaron destacaron por su bravura, clase, fijeza, nobleza, transmisión y calidad, la 25-S del semental 168 Chafik con vaca 8-0; la 30-S del semental “Bufandas” Guadiana, y madre la vaca 232 Guadiana, y la 37-S del semental “Camarero” Cabrera, y vaca 354.

Además de los propios diestros Fermín Espinosa “Armillita IV” y Diego Emilio, también se recrearon toreando en “las tres”, los novilleros Rafael Reynoso, Jorge Salvatierra, Leo Ibarra, el aspirante a novillero sin caballos Eduardo Neyra, Pepito Arroyo, como el aficionado práctico Pedro Haces hijo.

Posterior a esta interesante y positiva tienta, el ganadero Armando Guadiana Tijerina ofreció una comida a todos los presentes, quienes disfrutaron de esta ilustrativa faena de campo, en la cual se confirmó una vez más que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia de la vida sobre la muerte”. ([email protected])

Comments

comments