Se cuelga un menor; mamá acusa brujería

0
10778

Fue a la mañana siguiente cuando el menor de edad, aparentemente tuvo otro problema con su madre; tras el pleito, la señora Esmeralda salió del domicilio, siendo en eso cuando se registró la tragedia.

Por: Manolo Acosta

Monclova.- “No quiero que se lleven a mi hijo” gritaba una madre desconsolada, luego que su vástago Eber Raúl, de apenas 17 años de edad, se colgara en el interior de su domicilio, presuntamente agobiado por los fuertes problemas que tenía con ella y con los vecinos.

Con el llanto desbordado, la señora Esmeralda Vara de los Santos lidiaba a la vez con su dolor y la incredulidad, pero también con la imprudencia de un montón de vecinos que tomaron el momento como un espectáculo morboso, optando por correrlos de su domicilio, en especial a varias personas que aseguraba empujaron a su hijo a salir por la puerta falsa a base de brujería.

Mientras esto sucedía, en el cruce de las calles De las Misiones con De la Fátima en la colonia Campanario, en el interior de la casa marcada con el número 1045, la joven Rosa Margarita, de 15 años, pareja del occiso, daba otra versión de la tragedia.

La joven comentó que por problemas con su madre Eber Raúl ya había amenazado con acabar con su vida, la noche del lunes se quiso colgar, pero por algún motivo se arrepintió

Fue a la mañana siguiente cuando el menor de edad, aparentemente tuvo otro problema con su madre; tras el pleito, la señora Esmeralda salió del domicilio, siendo en eso cuando se registró la tragedia.

Eber Raúl se fue a una de las habitaciones, levantó una base de madera para atar una cordón de nylón conocido como “dual gancho”, que se usan como arnés, y se colgó.

La joven, que estaba en otra habitación, nunca se percató de los hechos, por lo que para cuando lo encontraron los demás familiares ya era muy tarde.

Aunque lo descolgaron y colocaron en el piso para reanimarlo, el joven ya no respiraba y al momento de llegar la ambulancia de Cruz Roja los paramédicos confirmaron el deceso.

Elementos de Seguridad Pública resguardaron la escena en espera del arribo del personal de la PGJE, y al entrevistarse con la concubina del suicida, ésta quedó asegurada para que rindiera su declaración, al ser la última en ver con vida al muchacho.

Versiones extraoficiales señalan que el cadáver del menor presentaba manchas de sangre en las manos y brazos, así como lo que pudiera ser golpes en el rostro, pero será hasta que se realice la necropsia que esta versión se confirme o descarte.

 

Comments

comments