Riñón de Federico habría sido donado a hijo de ‘compadre’ de ‘El Bronco’

0
2558

Alcaldesa de Nuevo León habría usado su influencia para conseguirle un riñón a su hijastro.

Por: Agencias 
Ciudad de México.- Federico “N”, un alumno de tercero de Secundaria del Colegio Americano del Noreste, desenfundó una pistola calibre .22, disparó en contra de tres de sus compañeros, su maestra y, posteriormente, efectuó un disparo en su contra, que más adelante le quitó la vida.

Alrededor de las 12:30 horas de ese 18 de enero, en una conferencia de prensa que encabezó el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, se anunció que Federico presentaba muerte cerebral y que su familia había decidido donar los órganos del joven, de tan sólo 15 años de edad.

Después de esto, comenzaron las dudas…

Esa mañana, al personal del Colegio Americano y a los representantes de los medios de comunicación, les llamó la atención el arribo del secretario estatal de Salud, Manuel de la O, quien ingresó minutos después del trágico evento y dio instrucciones para “mover” a los heridos a diversos hospitales.

Paramédicos de las cruces Roja y Verde trasladaron a los heridos a hospitales de la localidad. A un grupo de paramédicos se les dio la orden de pasar a los pacientes al Hospital Universitario, y a otros, a dos sucursales del Hospital Muguerza.

Fue en este último hospital donde ingresó Federico “N”, y allí se declaró la muerte cerebral.

Horas después del ingreso de Federico, arribó una unidad que trasladaba al paciente Abel Guerra Jr., hijo del político Abel Guerra Garza.

La plática reveladora

Justo el día de la tragedia, a Abel Guerra Jr. se le realizó el segundo trasplante de riñón, de acuerdo con un audio del que Publimetro posee una copia.

En dicha grabación, la alcaldesa de Escobedo y esposa de Abel Guerra, Clara Luz Flores, revela a un grupo de amigas del Cabildo de Escobedo la odisea que habían vivido unas horas antes.

“La familia está viviendo un momento muy complicado. Afortunadamente, a estas horas, la historia que hay que contar es muy buena, estamos en muy buenas condiciones. Abelito está mejor que nunca, gracias a Dios”, se escucha a Flores comentar a las regidoras, el pasado 19 de enero.

“Ayer a las 8:00 ó 7:00 de la noche, existía la posibilidad de que no estuviera platicando esta historia. Estaba Abel metido en una depresión muy fuerte, la situación de ayer de que hubo la oportunidad de darle un donador inmediatamente y no quería hablar con nadie más que conmigo”.

“Afortunadamente, me siento con el privilegio de estar en su vida, de meterme en su vida y de que haya una persona en su vida que le pueda dar ese ánimo (sic)”.

“Desgraciadamente estaban posponiendo y posponiendo la operación por las condiciones entre que si se iba a ver la posibilidad de que fuera compatible o no, y yo no podía dejarlo solo”, se escucha en el audio la voz de la edil escobedense.

En la charla con sus amigas regidoras, Flores Carrales reveló que todos los días se encontraban a la espera de que una tragedia salvara la vida del hijo de su esposo.

“Esto no es nada más que: espérate a que se muera alguien o espérate a que alguien sea compatible”, dijo.

Caso cerrado

El 19 de enero, los padres de Federico fueron deslindados de toda responsabilidad.

El vocero de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua, informó en una improvisada conferencia de prensa que los padres del joven eran otras víctimas más del ataque, por lo que ellos no estarían en la línea de investigación.

“No hay responsabilidad penal para el padre, el único responsable de este hecho ya no está con nosotros”, dijo y aclaró que “el papá no tiene nada que ver con eso, también son víctimas, fue un acto de un menor de edad bajo su propio juicio, pero nada más”.

Sin embargo, la Procuraduría de Justicia de Nuevo León realizó un cateo en el domicilio del atacante, en donde aseguraron una cantidad importante de armas. Según el gobierno del estado, todas resultaron ser armas deportivas registradas y de cacería.

La familia del agresor, después de entregar los órganos en donación, fueron eximidos por el gobierno estatal de cubrir cualquier gasto hospitalario de su hijo y de los otros heridos que aún convalecen, informó De la O.

“Doctor, ¿el costo médico quién lo está pagando?”, se le cuestionó al funcionario.

“¿El costo de quién?”, preguntó.

“De la atención médica”, se le aclaró.

“Nosotros”, dijo De la O.

Por otro lado, De la O también justificó su presencia en el Colegio Americano del Noreste tras la agresión por arma de fuego, argumentando que llevó a un grupo de psicólogos y psiquiatras para que atendieran a las familias de los alumnos.

Sin embargo, el mismo 18 de enero, la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, a través de su área de Atención a Víctimas, brindó ayuda a todos los involucrados en los hechos, contradiciendo así el argumento del titular de Salud, el cual, a la fecha no se ha constituido en ninguna otra escena de crímenes que se han registrado en la entidad. A excepción del Penal del Topo Chico, en donde se hizo un reporte de sarna y VIH.

Dos donantes, un receptor

El Centro Nacional de Trasplantes en México (Cenatra), entrevistado por Publimetro, reveló que el 18 de enero del presente año, no sólo Federico “N” había realizado donación de órganos.

Un automovilista que había fallecido en un accidente vial en el Libramiento Noreste, también se encontraba en la lista de donante cadavérico. Su muerte fue reportada por medios locales por la mañana de ese mismo día; sin embargo, murió prensado, lo que hacía prácticamente imposible una donación de riñón o hígado, precisó el organismo.

Según el portavoz del Cenatra, identificado como S.G. el tiempo para realizar un trasplante cadavérico es de ocho horas y, para las 20:00 horas que comenzó la cirugía de Abel Guerra Morales, no existía la oportunidad de que el órgano del fallecido lo trasplantaran a éste.

Carlos Alberto Benítez, médico internista del Hospital Multimédica norte de la CDMX coincidió con el Cenatra, en que el tiempo para trasplantar un riñón no debe sobrepasar las 6 horas.

Ese mismo día, según el Cenatra, tampoco llegó a Nuevo León órgano alguno para un receptor, por lo que todo apunta a que Federico “N” sería el donador de riñón para el hijo del político.

¿Tráfico de influencias?

La lista de espera, a nivel nacional, para recibir un riñón casi alcanza las 13 mil personas, la cifra fluctúa diariamente; sin embargo, en NL sólo se realizaron 732 trasplantes de dicho órgano entre 2010 y 2015, es decir, 146 al año, por lo que la probabildad de ser beneficiado con un trasplante durante el año es del 1%.

Pero el caso de Abel Guerra Morales es diferente, pues pese a la incompatibilidad de sus familiares, ha recibido dos riñones en menos de seis años.

¿Quién es Abel Guerra?

Jaime Rodríguez “El Bronco” y Abel Guerra mantienen una amistad de muchos años. En la política local mucho se habla de las ligas que los unen tanto en tierras como en ideales políticos.

Durante la campaña del Bronco a la gubernatura, Abel Guerra fue uno de los operadores del movimiento Independiente, aunque es una figura importante dentro del PRI estatal y nacional.

Abel Guerra fue candidato a la alcaldía de Monterrey y ha sido dos veces alcalde de Escobedo, su esposa, Clara Luz Flores también ha sido dos veces alcalde de ese mismo municipio.

Abel fue Diputado Federal y local. Con Jaime Rodríguez Calderón encabezó varios movimientos mientras los dos se encontraban encumbrados por el PRI.

El Bronco ha llamado en repetidas ocasiones “Padrino” a Abel Guerra y públicamente ha dicho que su cargo como Gobernador se lo dejaría a la esposa de Abel, a la señora Clara Luz Flores.

Comments

comments