Reportan a mujer desaparecida desde el 7 de febrero

0
332

La señora Rosa María Ramos Nila, de 62 años, desapareció de su casa desde el 7 de febrero.

Por: Ernesto Acosta

Saltillo, Coah.- La señora Rosa María Ramos Nila, de 62 años, desapareció de su casa desde el 7 de febrero, padece de sus facultades mentales y necesita ayuda para regresar a su casa en la colonia María de León.

Su pareja Nicolás Cedillo Sánchez reporta su desaparición y dijo que, hace un tiempo, una curandera de Espinazo, Nuevo León, les aseguró que la luna llena le afectaba la mente, por eso tiene lapsos en los que no recuerda nada, incluso, puede pasar horas caminando de día y de noche.

La señora salió del domicilio, en la calle Oscar Pimentel, por la madrugada y no ha sabido de ella, aunque la reportó ante la Policía Municipal.

Rosa María Ramos se ha perdido en varias ocasiones y en todas ha sido localizada por su pareja mientras deambula por colonias del poniente de la ciudad, pero ahora no ha tenido resultados positivos.

Se conocieron hace unos 25 años y desde entonces ha ocurrido esta situación. Cuando la encuentra, no recuerda nada, solo dice que andaba caminando.

Don Nicolás desconoce qué padecimiento presenta su pareja, porque nunca ha sido atendida por especialistas. Además, viven solos, no tienen hijos, y los familiares de ella no brindan apoyo, la desconocen, por lo que él debe procurarle los cuidados que están al alcance de sus posibilidades.

Rosa María Ramos mide 1.50 de estatura, aproximadamente, tiene cabello negro y corto, es robusta y aperlada. Hace varios días la vieron por la Alameda Zaragoza, vestía suéter blanco y pantalón de mezclilla, cuando fue a buscarla no la encontró.

“Está enfermita de sus facultades mentales. La han visto por el centro y por la colonia Pueblo Insurgentes, no sé ni cómo anda, arranca pa todos lados la pobrecita… no coordina bien su mente, cuando la encuentro luego luego me reconoce, ya reaccionadita de su mente”.

“Tengo con ella 25 años, he batallado, muchas veces se me ha salido, Dios me ayuda y la encuentro toda muy fregadita y así la recojo porque es mi compañera… sus familiares viven en Monterrey, pero no se preocupan por ella”, refiere.

Comments

comments