Relato de una madre desesperada

0
4129

La madre comentó que su hijo ya ha pasado mucho tiempo en la cárcel por el delito del robo y que han pasado ya 9 años desde aquel delito y sigue preso, perdió hasta su familia.

Por: Salvador González “El Reportero Urbano”

Piedras Negras.- María Lazara Pérez Hernández, platica sobre su hijo con Salvador González, El Reportero Urbano, que en el año 2010 cometió un delito en una tienda comercial ubicada en la colonia San Joaquín, robo la cantidad de 500 pesos, el mismo fue y le dijo a su mamá que había cometido ese robo, ella lo entrego a los oficiales de seguridad para darle una lección de vida y este fue encerrado en el cereso de Piedras Negras.

“Hace 9 años que está encerrado se me hace mucho tiempo por un robo que se le pudo pagar fianza, en aquel entonces que serían 1900 pesos, mi hijo al momento de pagar ya adentro del cereso me dijo que lo dejara adentro que el tomaría el castigo que se mereciera por el robo, en el mes de octubre fuí a pagar la fianza mi hijo y un oficial me dijo que no la pagara porque ya le faltaban siete meses y tres días para salir, después se lo llevaron a las Islas Marías con el motivo del robo de los 500 pesos”, afirmó la madre.

La madre comentó que su hijo ya ha pasado mucho tiempo en la cárcel por el delito del robo y que han pasado ya 9 años desde aquel delito y sigue preso, perdió hasta su familia. “Mi hijo ya está resignado, estoy muy preocupada porque está enfermo, por eso pido ayuda a los oficiales del cereso de Piedras Negras para que me lo devuelvan y poder cuidar de el, pero me dijieron que mi hijo seguiría encerrado en el cereso de Durango”, agregó María Lazara.

La señora María Lazara agradece al pastor que le ayudo con el transporte para ir a visitar a su hijo, Emmanuel Perez, al cereso de Durango que fue la única vez que lo ha visto en aquella cárcel y también a las oficinas de Recursos Humanos porque gracias a ellos ha estado comunicada con su él.

Emmanuel Alejandro Perez 29 años entro al cereso cuando tenía 20 años la madre se la hace injusto que el tenga ya encerrado 9 años por el delito que cometió en el 2010 y menos que este en un lugar como lo es el cereso. “Me arrepienta de aquel momento que lo entregue, si hubiera sabido que esto pasaría no lo hubiera entregado, la ley es injusta porque a otros presos que cometieron delitos más graves ya están en libertad y el sigue preso desde los 20 años”, finalizó la madre.

Comments

comments