Rechaza Meade ser el candidato de la continuidad

0
213

Aunque rechazó ser el candidato de la continuidad, Meade también se negó a romper con el presidente Peña Nieto. Menospreció los resultados de las encuestas y dijo que “las elecciones se juegan hasta el final”.

Por: Notimex

Ciudad de México.- José Antonio Meade, abanderado de la coalición Todos por México, rechazó ser el candidato de la continuidad y aseguró que su triunfo en la contienda por la Presidencia de la República favorecería de inmediato la apreciación del tipo de cambio.

Durante su reunión con consejeros de BBVA Bancomer y al ser cuestionado sobre la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador gane la Presidencia de la República, abrió la posibilidad de que algunas instituciones enfrenten un ataque “como no se ha visto en años en Mexico”.

“Habrá que ver, ojalá no lo pongamos a prueba”, respondió al preguntarle sobre si resistirían las instituciones del país, y advirtió que el país no tiene por qué correr el riesgo de votar por una gente que claramente está en contra de las instituciones como López Obrador.

Meade Kuribreña aseveró que con diálogo y cercanía se podrá derribar el odio social que ha sembrado el político tabasqueño y confió en que sea su proyecto el que gane los comicios del 1 de julio.

En torno al tema de las encuestas, afirmó que ninguna medición de este tipo decide una elección, “las elecciones se juegan hasta el final”, por lo que confió en que frente a la boleta electoral y ante el riesgo, los ciudadanos optarán por la confianza.

Ante los banqueros, el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza aseguró que de ganar la elección, la primera reacción será la apreciación en el tipo de cambio, “jubilo porque habrá certeza en la conducción económica del país y que se apuesta al futuro y a la confianza”.

En este marco rechazó romper con el presidente Enrique Peña Nieto, pues dijo que “el peor daño es deslindarse de una gente por la que uno cree”, aunque consideró que en materia de seguridad la estrategia no ha funcionado, por lo que ésta debe cambiarse, así como la forma de combatir la corrupción.

Tras resaltar que representa un cambio con un punto de partida, Meade dijo que sabía que iba a una elección difícil y complicada ante un candidato con ambición que ha caminado por 18 años.

Advirtió que en la elección está en juego la reforma energética que implica 200 mil millones de dólares hacia el futuro y afirmó que al PRI le alcanza su aparato para salir a convencer.

Comments

comments