Receta para hacer calaveritas de azúcar caseras

0
148

Ya sea como decoración o como alimento, las calaveritas son un elemento principal en esta festividad.

Por: El Universal

México.- Las ofrendas de Día de Muertos son una muestra de afecto para quienes ya no se encuentran entre nosotros. Con estos altares, los mexicanos recibimos a nuestros difuntos y los deleitamos con todo tipo de platillos y bebidas: mole, pan de muerto, frutas, licores, café de olla y, por supuesto, calaveritas de azúcar.

Ya sea como decoración o como alimento, las calaveritas son un elemento principal en esta festividad. Estos dulces están inspirados en los cráneos del Tzompantli, una ofrenda prehispánica dedicada a Mictlantecuhtli, Dios del inframundo y de los muertos.

En la actualidad, la elaboración tradicional de las calaveritas perdura en Guanajuato, Morelos y el Estado de México, indica el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera; sin embargo, también hay maneras de prepararlas en casa. Si quieres intentarlo, aquí te decimos cómo hacer tus propias calaveritas de azúcar.

De acuerdo con la tienda de repostería Para Pasteles Todo, la cantidad de calaveritas de azúcar que salgan de esta receta dependerá del tamaño de tu molde. Tan solo necesitas:

Ingredientes

– Un kilo y medio de azúcar refinada
– Agua
– Extracto de vainilla u otro saborizante
– 3 tazas de azúcar glas
– 2 claras de huevo
– Jugo de medio limón
-Colorantes vegetales

Preparación

1. Pon el azúcar refinada en un recipiente, vierte una cucharada de agua y agrega el extracto de vainilla o saborizante de tu preferencia.

2. Amasa con tus manos hasta que consigas una pasta con textura de arena mojada. Si es necesario, añade un poco más de agua para que tu mezcla se vuelva moldeable.

3. Cuando esté lista, coloca la pasta de azúcar en un molde de calavera. Llena ambos lados de la figura y comprime para que no se deshaga. Luego, desmolda con cuidado sobre un plato llano o un pedazo de cartón. Si no tienes los moldes de calavera, toma un puño de la pasta de azúcar y dale forma de cráneo con tus manos.

4. Precalienta el horno a la temperatura más baja que te permita. Después hornea las calaveritas durante 10 minutos o hasta que estén firmes al tacto.

5. Sácalas del horno, toma una cuchara de metal y raspa el centro de la calavera para que queden huecas. Utiliza el azúcar restante para hacer más calaveritas.

6. En otro recipiente, mezcla el azúcar glas, las claras de huevo y el jugo de medio limón. Con ayuda de una batidora a velocidad baja, incorpora todos los ingredientes hasta que se forme un glaseado con picos firmes.

7. Pon el glaseado dentro de una manga pastelera con duya o en una bolsa de plástico limpia con un pequeño orificio. Con la mezcla, une la parte delantera y trasera de la calavera. Déjalas enfriar durante media hora.

8. Tiñe el resto del glaseado con los colorantes vegetales de tu elección, ya que servirán para decorar tu calaverita de azúcar. Cúbrelo con papel film hasta que llegue el momento de usarlo, de lo contrario, se secará.

Cuando las calaveras estén frías, adórnalas como tú quieras. Con el glaseado o con lentejuelas, ponles ojitos, flores, dientes, nariz, cejas, lágrimas e incluso, el nombre de algún ser querido, vivo o difunto.

Utiliza este dulce tradicional para decorar tu ofrenda, regálaselo a alguien o simplemente disfruta su sabor como parte de la celebración de Día de Muertos.

Comments

comments