Ramón fingió ser su víctima para su beneficio; siguió cobrando renta

0
384

Piden familiares todo el peso de la ley para Ramón, su asesino.

Por Wendy Vázquez

Monclova, Coah.- “Ojalá que no salga de la cárcel, que pague por lo que hizo”, expresó consternada Mariana, hija de Rosario Colunga Palafox, quien fuera asesinada presuntamente a manos de su pareja, Ramón “N”, con quien vivía desde hace poco más de tres años.

Mariana, de 38 años, Isaac, 33, Camila, 29 y Glynn de 25, son los cuatro hijos de Rosario, que viven en Houston, Texas, ahora desde Estados Unidos están realizando los trámites con una funeraria de la localidad para el traslado de las cenizas de Rosario apoyados por un familiar que vive en Monclova.

“Me dejó sin palabras cuando me enteré ayer, se me hizo raro que no escuchara a mi mamá, me mandaba mensajes casi todos los días, se comunicaba con mi hija, mis hermanos y de pronto no supimos nada”, expresó Mariana, quien dijo que primero un primo les avisó pero sin poder confirmar la lamentable noticia hasta que leyeron el periódico.

No obstante tras la muerte de Rosario, de 62 años, Mariana mencionó que Ramón utilizó el celular de su madre y haciéndose pasar por ella le escribió a su tía para cobrar una renta.

“Cuando ellos se enteraron que estaba muerta pensaban que era una broma, pero ayer en la mañana confirmaron que no era mi mamá la que estaba enviándoles mensajes”, mencionó.

Comments

comments