Por celos quemó a su pareja y a su hijastro

0
1513

El sujeto está acusado de haber usado un soplete para quemar a su pareja y a su hijastro durante un arranque de celos para luego incendiar su vivienda. Madre e hijo murieron.

Por: Agencias

Tijuana.– Después de casi tres meses de búsqueda, agentes ministeriales de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales de Baja California, lograron la detención de Josué Rodríguez Vázquez, alias “El Huevo”, quien era buscado por su probable autoría en la muerte de su pareja sentimental y el hijo de la mujer de tan solo 5 años de edad.

El subprocurador José María González, dio a conocer que la captura se logró gracias a que agentes de la Policía Ministerial monitorearon a miembros de la familia de “El Huevo”, hasta que tuvieron indicios de que estaba en Guanajuato, en casa de una de sus hermanas.

Oficiales ministeriales viajaron a Guanajuato y al confirmar que Rodríguez Vázquez vivía escondido en una cuartería con su consanguínea, lo detuvieron para luego trasladarlo a Tijuana e internarlo en el Centro de Reinserción Social de Tijuana, ayer por la madrugada.

Los delitos por los que Rodríguez Vázquez era buscado ocurrieron el pasado 5 de julio, en un domicilio ubicado en la colonia Matamoros, de Tijuana, donde el sujeto quemó con un soplete a su pareja sentimental Ana Karen Flores, de 26 años, y a su hijo Jared, de 5 años, para después prenderle fuego a la vivienda y darse a la fuga.

El pequeño murió casi instantáneamente, pues sufrió quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo, mientras que la madre fue llevada al Hospital Regional Número Uno y luego a un Hospital especializado, donde luchó por su vida todo un mes, y falleció el 9 de agosto.

Las investigaciones arrojaron que “El Huevo” cometió el crimen en un arranque de celos, cuando Ana Karen decidió terminar su relación sentimental. Testigos indicaron que la mujer estaba a punto de abandonar el domicilio junto con su hijo, cuando el hoy detenido los regresó para quemarlos.

Josué Rodríguez Vázquez enfrenta dos cargos por el delito de homicidio calificado, con los que podría enfrentar una sentencia de entre 25 y 40 años en prisión.

Comments

comments