Por adeudos buscan desalojar a mujer de 118 años de su casa

0
791

Mari ha llorado mucho estos días, pues con la venta de dulces nunca podría pagar.

Por: Agencias

Ciudad de México.- María Félix Nava tiene 118 años de edad y su gran preocupación no es su estado de salud, sino que le van a quitar su casa donde ha vivido desde hace 34 años. La finca se hipotecó hace seis años, pero ahora se dieron cuenta que firmaron un papel de compra venta y la casa aparece a nombre de otra persona ajena a la familia.

Si usted la tiene hipotecada, usted va a venderla, ¿verdad que no? Para mí es una sorpresa dura. Aunque sea arrastrándome, pero yo no me salgo. ¿Qué hago? Dime tú. ¿Qué voy a hacer en esto? Es una cosa muy pesada, muy dura, muy triste para mí porque no puedo. No sé, no puedo. Si yo pudiera, otra cosa fuera”, comentó a Excélsior María Félix Nava mientras con lloraba.

La vivienda se ubica en una esquina de la calle Azucena, en la colonia Lomas del Tapatío. Es de bajo nivel socioeconómico.

Mariquita, como le dicen de cariño, es la mujer más longeva de Jalisco. Acaba de recibir la amenaza de desalojo si no paga 300 mil pesos. Mari ha llorado mucho estos días, pues con la venta de dulces nunca podría pagar.

“A veces vendo cinco pesos, a veces vendo diez, hasta veinte es lo que llego. No hay criaturas, no hay nadie, no se puede”, dice ella.

Por su parte, María Marina, su hija, reconoce que la casa se hipotecó hace seis años cuando uno de los nietos de Mariquita atropelló a una persona y necesitaban 200 mil pesos para solucionar el problema. “Yo la hipotequé, nunca la vendí. Si yo la hubiera vendido estuviera pagando renta, pero no. La otra vez vino la abogada y me dijo lo que no quiso, que porque quería que desalojara. Pienso que no es justo que por 300 mil pesos voy a dejar la casa. Yo estoy pagando predial, agua, luz y los gastos de la casa”, indicó.

“Yo sé que debo y tengo que pagar. Pero no voy a pagar para que me quiten la casa. Esta licenciada, al momento de exigir el pago, quiere que ya, de ya, y ¿a dónde me voy con mi madre? Desde que vino la licenciada se quedó llore y llore, se me puse malita ella. Le dije: ma, no se preocupe; ma, nada va a pasar”.

Ellas viven con Elvira, otra de sus hijas: “somos dos hijas, pero las dos somos viudas. Y mi mamá también es viuda, somos las tres viudas. Entonces qué podemos hacer. Vienen y asustan, qué podemos hacer. Ellas están más asustadas porque ellas han recibido todos los atropellos. Le dicen que firme aquí este papel y ella lo firma, es como una niña. Ella no sabe leer, no sabe nada, sin saber para qué es”.

Mariquita pide apoyo a la comunidad para que no le quiten su casa: que todas mis amistades, todos mis amigos, todos lo que yo tengo, que me hagan el favor de que me ayuden a pagar toda esa deuda porque me van a aventar pa’ fuera, pa’ la calle. No puedo, qué hago, qué voy a hacer”.

La familia pone a disposición la tarjeta bancaria (BANAMEX) 4766 8703 3072 3497 a nombre de María Marina Félix Nava, su hija.

Con información de Excélsior

Comments

comments