‘Polleros’ trazan nuevas rutas en Sonora para evadir al INM

0
560

Al ser continuamente detectados y detenidos por personal del INM, las bandas idearon un nuevo camino en la costa de Sonora

Por: Agencias 

Hermosillo, Son.Los grupos que trafican con migrantes indocumentados han trazado nuevas rutas para evadir a los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y así poder llegar a la frontera de Sonora con Arizona, paso necesario para quienes buscan ingresar a Estados Unidos.

Durante años, los traficantes trasladaban a los migrantes desde Querobabi y Santa Anna por la carretera internacional número 15 hasta el Gran Desierto de Altar, que se empalma con el estado de Arizona.

Al ser continuamente detectados y detenidos por personal del INM, las bandas idearon un nuevo camino en la costa de Sonora, por la carretera 36, cuyas pésimas condiciones permiten a los polleros y a su cargamento humano pasar inadvertidos por las autoridades.

La ruta se inicia en el sur, pasa por los municipios de Navojoa, Guaymas y la costa de Hermosillo hasta el ejido Y Griega, para finalmente arribar a Caborca, donde suben al tren que cruza la línea fronteriza o, como última y más peligrosa opción, atraviesan el desierto del Sásabe.

Nuevos operativos

Juan Manuel Hurtado, delegado del INM en Sonora, refirió que han modificado los operativos de revisión debido al cambio en las rutas de los polleros. Ahora, indicó, se puede observar a los elementos del instituto en el sur del estado, desde donde impiden a los migrantes llegar a los caminos “alternos”.

Detalló: “Anteriormente, al salir, tomaban la ruta de Altar; ahora tienen una nueva y por ello nos vemos obligados a trasladarnos al sur, antes de que tomen la antigua ruta”.

Según los registros del INM, los conductores de tres autobuses varados en carreteras de Sonora con indocumentados han referido que pasarían por Caborca por la asistencia que allí reciben los indocumentados.

Se trata de Ángeles sin Alas, grupo de mujeres altruistas que da alimento, vestimenta y albergue a quienes paran en este municipio para luego continuar su trayecto a Estados Unidos.

El trazo de nuevas rutas y la acción de Ángeles sin Alas han provocado una concentración masiva de indocumentados y un incremento de casos de delincuencia e inseguridad, por lo cual los habitantes de Caborca exigen a las autoridades que intervengan para contener este fenómeno global.

Por La Jornada.

Comments

comments