Piden ayuda para joven de 19 años

0
838

Su padre pide ayuda para costear cirugías para poder recuperarse de heridas provocadas por quemaduras.

Por: Agencias

Chihuahua.- “Yo doy la vida por mis hijos. Si hubiera un lugar para empeñar mi vida y salvar la de mi hijo lo haría sin temor a nada. Yo estoy dispuesto a vender un órgano, a quien lo necesite, con tal de que esté bien mi familia”. Estas son las palabras de un padre desesperado, quien ha visto truncada la vida de su hijo de apenas 19 años, tras una explosión en su trabajo que lo dejó con quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, lo que le llevará más de un año de tratamiento y costosas cirugías para recuperarse.

La familia de origen Nayarita, llegó a esta ciudad, con el fin de que su hijo tuviera una mejor atención médica en la Unidad para pacientes con quemaduras del Hospital General. Según comentó Alfredo Valdez, padre del joven accidentado, su hijo se encontraba en Tijuana, trabajando porque tenía la esperanza de poner su propio negocio, cuando resultó dañado por una explosión.

Así pues, los cuatro miembros de la familia, se trasladaron a Baja California, donde fueron apoyados por el gobernador para el traslado de su hijo, quien ahora, necesita de varias cirugías para poder recuperarse de sus heridas, y recuperar así la movilidad en sus manos y brazos.

“Mi hijo trabajaba en Muebles y Mudanzas, el se fue a la ciudad de Tijuana, para buscar una nueva vida, porque en el rancho no hay nada, el trabajo no es constante, es temporal, no hay muchas oportunidades. Él buscaba un porvenir y se salió de estudiar para ayudarme a mí y a su mamá, a sus hermanos, él trabajaba día y noche, porque quería comprarse un camioncito para trabajar por sí mismo”, comentó su padre.

Actualmente, viven en una casa que les prestan, pero la cual, señaló, deberán abandonar en febrero, por lo que buscan también un lugar para poder mudarse.

“El seguro no me cubre, mi hijo requiere de unas cirugías de 5 a 6, que me salen en un costo de 90 mil pesos, nosotros somos gente humilde, ahora sí que jodida, somos de rancho y no tenemos para sacar adelante a mi hijo. Quisieramos que las personas pudieran ayudarnos con un granito de arena, con lo que tengan. Es un tormento lo que vive mi hijo, y nosotros también, porque todos estamos juntos, somos cinco, pero no es fácil, porque no sólo está sufriendo mi hijo, estamos sufriendo todos. El no tener los recursos para sacarlo adelante, me hace sentir imposibilitado”, comentó Alfredo.

Para quien desee apoyar a la familia, puede comunicarse a los teléfonos (614) 528 9797 y (311) 193 1216, o depositar en la cuenta de Oxxo, Saldazo, número 47 66 84 09 36 44 82 94 a nombre de Xóchitl Márquez.

Comments

comments