Peso gana tras comentarios de Banco Central Europeo, previo a decisión de la Fed

0
149

Por: Forbes 

El peso gana este martes en medio de una ola de menor aversión al riesgo tras comentarios del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, acerca de la posibilidad de nuevos recortes de tasas, y previo a la decisión de la Fed.

La moneda local cotiza en 19.1125 por dólar, con una ganancia de 0.34%, o 6.46 centavos, frente a los 19.1771 pesos del precio de referencia de Reuters del lunes.

Si bien los mercados no esperan un recorte de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos este miércoles, ven dos rebajas del costo del crédito antes del término del año, por lo que las señales que entregue el organismo serán fundamentales para sostener dichas expectativas.

“El peso mexicano inicia la jornada un poco menos presionado, (…) muy atento y en espera de la decisión que tomará mañana miércoles la FED y también beneficiado por los comentarios de Draghi en el sentido de que los estímulos monetarios podrían aumentar”, dijo CI Banco en un reporte.

En un anuncio que supuso una de las mayores reversiones en sus ocho años de mandato, el presidente BCE dijo que volverá a relajar su política monetaria si no se acelera la inflación.

Tras cuatro años de un estímulo sin precedentes para revivir la economía de la zona euro tras su crisis de deuda, el BCE estuvo preparando a los mercados para un ajuste de su política –proceso calificado como “normalización”–, pero los conflictos comerciales mundiales frustraron sus planes en pocos meses.

El problema es que, con las tasas de interés en mínimos históricos y con un hoja de balance que ya trepó hasta los 4.7 billones de euros (5.3 billones de dólares), la munición restante del BCE es limitada, lo que generó dudas sobre la posible efectividad de cualquier medida nueva.

“En ausencia de mejoras, por ejemplo si se ve amenazado el restablecimiento de la inflación a los niveles deseados, será necesario un estímulo adicional”, dijo Draghi en la conferencia anual del BCE en Sintra, Portugal.

Cuando quedan apenas cuatro meses para el fin de su mandato, la desaceleración amenaza el legado de Draghi. Su promesa de 2012 de hacer “lo que sea necesario” para salvar al euro cuenta con el crédito generalizado de haber mantenido la unidad del bloque monetario en los peores días de su crisis.

“Utilizaremos toda la flexibilidad posible para cumplir nuestro mandato, y lo volveremos a hacer para responder a cualquier desafío sobre la estabilidad de los precios en el futuro”, añadió. “La política monetaria sigue comprometida con su objetivo y no se resigna a una inflación demasiado baja”.

Comments

comments