Pederasta se camufló en zona de menonitas

0
326

Un estadounidense acusado de múltiples delitos, incluyendo pornografía infantil y vínculos con un homicidio, fue detenido en Chihuahua. Era buscado también en EEUU.

Por: Agencias

Ciudad de México. Pornografía infantil, abuso de menores, tráfico de personas y hasta vínculos con un homicidio, son las líneas de investigación que abrieron autoridades de México y Estados Unidos tras salir a la luz una secta que vivía oculta entre una comunidad de menonitas de Chihuahua.

Con ayuda de autoridades policiacas y diplomáticas del vecino país, la Fiscalía estatal capturó el pasado sábado al líder del grupo, quien originalmente era acusado de pedofilia, pero ahora se le investiga por otros delitos, tras la evidencia encontrada en las fincas de su propiedad, en las que vivía con otras 25 personas.

Orson William Black, de 56 años, y sus esposas se refugiaban desde 2002 en un campo Menonita de la Comunidad de Manitoba, municipio de Cuauhtémoc, en donde aparentaban ser una comunidad religiosa similar a los Le Barón, quienes practican la poligamia y están asentados a dos horas por carretera.

Por años pasaron desapercibidos entre la comunidad rural, ya que por sus características físicas similares a los menonitas no llamaban la atención, además de mantenerse apartados. En este sector las viviendas están separadas entre 100 y 200 metros, por tener bodegas, graneros, amplias viviendas, y sembradíos.

Originario de Utah, Black fue acusado de seis cargos en Hidale, cuando una de sus parejas lo acusó ante las autoridades por asalto sexual. La mujer dijo que se convirtió en su “esposa” cuanto ella tenía 17 años, de esa relación nacieron tres niños, los cuales vivían junto con las otras concubinas y demás hijos, en una comuna de tipo religioso.

Tras la denuncia, Black escapó a Colorado, en donde estuvo a punto de ser detenido, finalmente cruzó a México y buscó refugió entre la comunidad Le Barón, a quienes pretendió convencer que practicaba el fundamentalismo mormón, pero los líderes del grupo no le permitieron establecerse en la zona.

Con sus esposas e hijos se estableció entre los menonitas. Ahí adquirió cuatro propiedades, entre ellas en la que fundó el rancho El Negro (Black en inglés), sede de su secta.

La detención de Orson y el aseguramiento de 25 personas estadounidenses se desprendió de las investigaciones que realizaron en conjunto la Fiscalía y el FBI tras el asesinato de tres hombres, ocurrido el 22 de octubre en El Negro.

En un principio el asesinato no “llamó la atención”, debido a que esta zona desde hace meses padece de una intensa ola de violencia. Las sospechas de las autoridades comenzaron cuando se percataron de que los tres hombres privados de la vida no eran menonitas. Luego al saber que formaban parte de la familia Black, resultó inexplicable que ninguno de los miembros de dicha comunidad acudiera a reclamar los cuerpos. Fue entonces que se pidió colaboración a las autoridades de EU, y tras intercambiar información se estableció que en el sitio se refugiaba el prófugo de la justicia.

Tras un cateo en el que participaron más de 100 elementos de la Fiscalía, “Se localizaron y aseguraron 65 piezas de animales exóticos disecadas de diversos países y México, como cebras, búfalos, ardillas negras, cebras, un oso, un león, gallinas del Perú, un león y zorros rojos entre otras especies. Se catearon las viviendas número 26 y 37, del campo menonita, donde aseguraron varios animales muertos y congelados, en estos tres domicilios aseguraron 12 vehículos de diferentes tipos, marcas y modelos, desde una casa rodante, cuatrimotos, motos, tipo razors, pick ups”, informó la Fiscalía.

Fuentes de la corporación revelaron que se encontró evidencia que apunta a que Black producía pornografía con menores, la cual trasmitía por medio de aparatos especializados de radiocomunicación satelital. Ninguno de los miembros de la comuna —sólo Orson— podía salir de las instalaciones, ni usar celulares.

 

Comments

comments