Pasión de la coahuilense Andrea Porras por el cine le dio trabajo en Marvel

0
210

Trabajó en la producción ‘Sweet Potatoes’, galardonada en los Student Academy Awards

Por: Grupo Zócalo

Torreón, Coah.- Andrea Porras Madero, joven lagunera, recuerda que desde su infancia y adolescencia pasaba tardes enteras con su madre viendo películas, aunque no precisamente las más conocidas sino independientes.

Entre ellas tiene presente mucho una llamada ‘Mi vida en rosa’, la cual a su parecer marcó su forma de querer ver y contar historias
: presentar diversos escenarios alejados de un prejuicio y sí de inclusión.

Aunado a eso, participó en cursos de literatura que desataron en ella la creatividad que la llevó a migrar a Estados Unidos para estudiar en la licenciatura en Producción de Cine y Televisión en la USC School of Cinematic Arts en Los Ángeles, California.

Una vez dentro de la institución encabezó el esfuerzo pionero para congregar a estudiantes latinos que pudieran intercambiar sus experiencias y las de sus países.

“Estaba hablando con el consejero de la universidad sobre mis gustos y le pregunté sobre una organización Latina, pero me dijo que no había sido que la institución se había fundado en 1929 y era algo que se tenía que hacer”, apunta.

El grupo inició con apenas tres personas y conforme transcurrieron los meses sumaron miembros al grado de realizar actividades periódicas de promoción al cine que se hace en los países de la parte centro y baja del continente.

“Éramos muy poquitos y empezamos tres. De miembros después había como 100 y a los eventos iban 20 personas, 
aunque ahorita tengo entendido que ya creció y siguen activos como organización”.

En esas reuniones fue donde conoció al boliviano Rommel Villa Barriga, quien la invitó a producir el cortometraje ‘Sweet Potatoes’, el cual recién fue galardonado dentro de la 47 edición de los Student Academy Awards, es decir, los Óscar estudiantiles, en la categoría de Narrativa (Escuelas de Cine Domésticas)
 con una medalla de bronce

En cuanto Andrea leyó el guión quedó cautivada por la historia. Lo siguiente fue llevarla a la práctica este año en contexto más que complejo con el comienzo de la pandemia del covid-19.

“Les expuse que como la historia estaba escrita en los años sesenta encontrar en Los Ángeles locaciones iba salir cara, fuimos a manejar a muchos lugares y les dije que en Torreón y Durango se podía hacer”.

Al final el escenario perfecto para el cortometraje que cuenta la historia del científico Luis Miramontes fue Nombre de Dios, Durango.

“Fuimos a Nombre de Dios y se dieron cuenta que había que grabarlo todo ahí porque encontraron todo impecable, además de que le gente fue lindísima e incluso todos querían participar”.

Nombre de Dios, Durango, Pueblo Mágico.

Historia con triple presencia lagunera

En el desarrollo de ‘Sweet Potatoes’ estuvieron involucradas tres laguneras y fueron clave para el éxito de la producción
 que este año fue seleccionada para participar en siete festivales cinematográficos.

“Después me puse a contactar con muchos directores de casting y fui a la oficina de Elvira Richards que es lagunera, le platiqué del proyecto y lo hicimos con ella. Nuestra actriz principal de nombre Azucena Acevedo también es de Torreón y todos los demás fueron de la Ciudad de México a Durango”, recuerda Andrea Porras.

El rodaje inició en mayo, justo cuando la torreonense de 28 años de edad recibió una oferta de trabajo en Marvel Entertainment donde hasta hoy funge como asistente de showrunner, Steve Lighfool en la serie Ghostrider. La situación fue complicada, pero aun a distancia encontró la forma de darle seguimiento al proyecto hasta su conclusión.

“Lo íbamos a grabar en mayo y entonces me dieron un trabajo en Marvel. Fue todo un show, pero contacté a una amiga mía de Durango que es productora que se llama Pamela y de acá llevamos a otra productora para el set”.

Porras Madero resalta que la historia resulta bastante original porque aborda la vida de un científico poco conocido en nuestro país que afronta un ambiente difícil y conservador por sus descubrimientos.

“Luis Miramontes fue originario de Nayarit y se fue a Ciudad de México. Un químico que estudió en la UNAM y sintetizó la hormona para que los anticonceptivos pudieran funcionar, no tenía ni idea de que no sabíamos el nombre de este hombre. «La historia trata de ese logro y cómo lo tomó su familia. Ellos tenían bastantes hijos y además pusimos un personaje ficticio que era gente súper religiosa”.

Con información de Milenio

Comments

comments