Paraguay se prepara para elegir presidente este domingo

0
95

Más de cuatro millones de paraguayos están llamados a las urnas este 22 de abril.

Por: Agencias

Paraguay.- Paraguay se prepara para elegir este domingo a su presidente para los próximos cinco años, con el candidato derechista Mario Abdo Benítez, del gobernante partido Colorado, como favorito de las encuestas.

Aunque Abdo Benítez, hijo de uno de los hombres fuertes de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), parte como favorito los sondeos pronostican que tendrá que buscar aliados en un Congreso fragmentado.

Más de cuatro millones de paraguayos están llamados a las urnas este 22 de abril, de los cuales unos 55 mil votarán en el extranjero.

El plato fuerte es la elección del presidente y el vicepresidente, aunque también se renovarán la Cámara de Diputados, con 80 escaños, y el Senado, con 45, así como las autoridades de las 17 gobernaciones, y se elegirá a 18 miembros del Parlamento de Mercosur.

La campaña electoral en Paraguay ha sido tranquila, incluso apática. Los dos principales rivales en esta contienda a una sola vuelta son el gran favorito de los sondeos, el conservador oficialista Abdo Benítez alias “Marito” y el opositor Efraín Alegre, del Partido Liberal, apoyado por la coalición de centroizquierda “Ganar”.

“Ambos candidatos proponen básicamente lo mismo”, advierte Gustavo Ibarra, presidente de la Asociación de Ciencias Políticas de Paraguay. “Aparte del programa tributario, no hay mucha diferenciación desde el punto de vista de las políticas públicas y sociales.”

El candidato de la oficialista Acción Nacional Republicana-Partido Colorado (ANR). Lo apodan “Marito” para diferenciarlo de su padre, el secretario privado del dictador Alfredo Stroessner (1954-1989), que se llamaba también Mario.

Estudió Marketing Político en Estados Unidos y en Paraguay recibió una formación militar que culminó con los títulos de subteniente de aviación de reserva y paracaidista.

Abdo, de 46 años, dividió luego su vida entre la militancia y los negocios, teniendo en su haber ya una considerable fortuna heredada de su padre.

Alegre por su parte es un abogado de 55 años encabeza la fórmula de de la alianza GANAR, en la que destacan el centroderechista Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y el izquierdista Frente Guasú, del ex presidente Fernando Lugo (2008-2012).

Se especializó en Derecho Comunitario y Gestión Pública en universidades de España y Argentina. Milita desde 1983 en el PLRA, uno de los partidos más antiguos del país, del cual hoy es presidente. Fue elegido por ese partido dos veces como diputado y luego como senador.

Su trayectoria política se vio marcada por el acercamiento y la ruptura con Lugo. Su partido integró la alianza que llevó al ex obispo al poder en 2008, pero también dio los votos necesarios para su destitución en 2012 y fue justamente Alegre uno de los principales promotores del juicio político.

Bajo el gobierno de Lugo fue ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, pero fue despedido tres años después bajo acusaciones de corrupción, que ha negado una y otra vez.

Ni el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) ni el Partido Colorado tendrían mayoría, tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores.

Esta situación permitiría que los partidos menos tradicionales tengan una amplia y variada gama de jugadores diversos que debería generar una negociación permanente entre el Ejecutivo y el Legislativo”, dijo el analista y director de la organización Acción Paraguay, Rodrigo Medina.

Sin embargo, la tensión está puesta en la conformación del Congreso ya que se espera que no haya mayorías en el parlamento lo que puede complicar a quien lidere el Poder Ejecutivo ya que el órgano legislativo tendrá en agenda la reforma del Poder Judicial y la reforma fiscal.

El presidente saliente Horacio Cartes intentó una reforma que le permitiera la reelección el año pasado, sin embargo , su intento naufragó en medio de una batahola de activistas que incendiaron el Congreso, y de un repudio menos caldeado, de una mayoría de la población.

Por su parte, los gobernadores las Juntas Departamentales también asumirán en agosto, mientras que los senadores y diputados lo harán el próximo 1 de julio.

Los comicios serán supervisados por observadores internacionales de la Organización de Estados Americanos y de la Unión Europea que ya se encuentran en territorio paraguayo.

Con información de Notimex.

Comments

comments