Nueva tragedia en Colombia; mueren 16 por deslaves

0
225

En su último balance oficial el miércoles, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres dio cuenta de 16 personas fallecidas y otras siete desaparecidas.

Por: Agencias

Bogotá, Colombia.- Colombia enfrenta una nueva tragedia por deslaves tras fuertes lluvias en la andina ciudad de Manizales, que dejan al menos 16 muertos, cuando aún se recupera del alud que devastó a la sureña Mocoa a principios de mes, matando a más de 320 personas.

En su último balance oficial el miércoles, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) dio cuenta de 16 personas fallecidas y otras siete desaparecidas tras deslizamientos de tierra en 16 barrios, que dejaron 500 familias damnificadas y 80 viviendas con algún grado de destrucción.

En la capital del departamento de Caldas (centro-oeste), a unos 2.200 metros sobre el nivel del mar y en plena zona cafetera de Colombia, las autoridades declararon la situación de “Calamidad Pública” por la emergencia, desatada en la madrugada del miércoles luego de torrenciales precipitaciones desde la noche anterior

“No sé a qué hora, sentí un ruido, como un estruendo, sí, un estruendo, pero deslizado. Me asomé, porque ya había bajado… se estaba bajando la avalancha en forma duro”, contó un testigo en declaraciones recogidas para AFP.

El presidente Juan Manuel Santos, que viajó para atender personalmente la catástrofe, destacó que las lluvias de las últimas horas en Manizales no tenían precedente.

“Esto es producto del cambio climático. Cuando hay aumento de la temperatura, las nubes se cargan más y llueve con más intensidad”, declaró a periodistas el mandatario, haciendo un llamando “a cuidar” el medio ambiente para evitar estas catástrofes.

Búsqueda de desaparecidos

El director de la UNGRD, Carlos Iván Márquez, quien a pedido de Santos viajó de Mocoa a Manizales para coordinar las labores de búsqueda y rescate, anunció un plan de acción específico.

“Se espera que en las horas de la tarde de este jueves los puntos críticos estén restablecidos y la búsqueda de desaparecidos sea un hecho que se pueda ejecutar”, declaró, citado en un comunicado.

“Vamos a movilizar 26 máquinas para la limpieza de los diferentes puntos, complementaria a la que ya tenemos acá en el departamento de Caldas”, añadió.

Árboles caídos, vías tapadas y viviendas colapsadas se veían entre los socorristas que buscaban sobrevivientes, según imágenes divulgadas por medios locales.

Más temprano, el alcalde José Octavio Cardona había declarado que la ciudad estaba “literalmente incomunicada por derrumbes, deslizamientos, inundaciones”.

En Manizales, donde viven unas 400 mil personas, se suspendieron las clases, así como los servicios de agua, luz y gas en los barrios afectados como medida preventiva.

La UNGRD envió asistencia humanitaria para 500 familias y anunció que otorgará igual número de subsidios de arriendo para las núcleos familiares damnificados, dentro un convenio con la Cruz Roja Colombiana, pero financiados por el gobierno nacional.

Uno de los muertos fue identificado como el oficial de policía José Suárez, quien quedó atrapado por un deslizamiento de tierra tras “salvar a su familia y a un vecino”, informó el director de la Policía Nacional, Jorge Nieto.

“Acciones preventivas”

La Defensoría del Pueblo, ente estatal que vela por el respeto de los derechos humanos en Colombia, llamó a las autoridades a adoptar “las acciones preventivas necesarias” para proteger a los habitantes, “especialmente los ubicados en las zonas de riesgo en todo el país”.

“La falta de previsión y debido cumplimiento de los mandatos legales en la materia no puede seguir cobrando vidas y generando afectaciones a los derechos de la población”, indicó en un comunicado.

Tras la avalancha en Mocoa, que deja ya 323 muertos y más de 100 desaparecidos, un estudio de la colombiana Universidad Nacional (UN) advirtió que aludes similares pueden repetirse en otros 385 sitios del país.

“Lo más importante es hacer esfuerzos económicos que garanticen la reducción de la vulnerabilidad de las comunidades”, sobre todo evacuando los barrios en zonas de riesgo, recomendó el profesor Fernando Mejía, de la UN seccional Manizales, a la agencia de noticias de esa universidad.

Según el investigador, “los 156,2 milímetros de lluvia registrados durante cinco horas y media en la ciudad podrían ser una consecuencia del cambio climático”.

En Manizales, desde 2000 se han presentado “cerca de cinco aguaceros sobre los 140 milímetros de lluvia, que es lo que cae regularmente en un mes” durante la temporada de lluvias en la zona andina del país, agregó, citado en el texto.

Con información de AFP

Comments

comments